Los líderes de la UE afrontan otra cumbre con la Covid como tema central pero bajo la sombra del bloqueo a los fondos

  • Hungría y Polonia han despertado enfado en Bruselas y la Comisión les pide que rectifiquen.
  • ​Los 27 también tratarán la lucha contra el terrorismo tras los ataques en Francia y Austria.
El primer ministro holandés, Mark Rutte, junto al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; el presidente francés, Emmanuel Macron; y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, durante la reunión del Consejo Europeo en Bruselas.
Sánchez, Rutte, Michel y Macron, en Bruselas.
FRANCISCO SECO / EFE

Será telemática pero no menos tensa que otras presenciales. Los líderes de los 27 Estados miembros de la UE se reúnen este jueves en otra cumbre que estará centrada, cómo no, en la lucha contra el coronavirus. Eso sí, habrá otros temas secundarios que también son claves para el futuro del grupo comunitario. Uno de ellos, sin duda, es el bloqueo al Marco Financiero Plurianual 2021-2027 por parte de Hungría y Polonia, a las que se unió Eslovenia en las últimas horas. Los jefes de Estado y de Gobierno tendrán que buscar una solución.

La Comisión Europea insistió este miércoles en pedir responsabilidad para desbloquear con rapidez el veto, que afecta directamente a los fondos de recuperación, de los que España recibirá 140.000 millones de euros. "Necesitamos un rápido acuerdo en todos los elementos del paquete de recuperación de la UE de 1,82 billones para apoyar la economía real. La gente y las empresas están esperando, así que todas las partes deberían asumir sus responsabilidades para asegurar que terminamos el paquete de recuperación", declaró el vicepresidente económico de la Comisión, Valdis Dombrovskis, durante una rueda de prensa.

"Es un frente abierto que conviene cerrar cuanto antes porque no es lo ideal abrir una crisis institucional cuando ya estamos en medio de otra económica y sanitaria", expresan fuentes comunitarias consultadas por 20minutos. Y es que existe la posibilidad de que el tema del bloqueo no se aborde hasta el mes de diciembre, con los retrasos que eso conllevaría. Más allá de eso, muchas voces creen que el veto planteado por Orbán y Duda es "un farol", pues "a la hora de la verdad no se podrán permitir renunciar a las ayudas".

En el caso de que el bloqueo se alargue en el tiempo, la UE tiene una vía alternativa, pero que alberga ciertos peligros. La idea sería incluir el Fondo de Recuperación y Resiliencia (672.500 millones), que es el principal programa del plan NexGenerationEU, en un acuerdo intergubernamental (como se hizo con el MEDE) ajeno al Presupuesto de la UE. Esto haría que Hungría y Polonia se quedaran fuera del reparto pero siguieran sujetas al mecanismo del Estado de derecho, pues este sí se contempla tanto en el MFP prorrogado como en el resto de elementos. El pacto intergubernamental, en cambio, tendría algunos riesgos. Entre ellos, que la deuda la tendrían que emitir los propios Estados miembros.

¿Qué sucede en Hungría y Polonia con el Estado de derecho? El Gobierno húngaro lleva años socavando ese principio y acumulando poderes, mientras, el polaco ha ido contra la independencia judicial y se le llegó a abrir el procedimiento del artículo 7 -supone la suspensión del voto en el Consejo a un Estado miembro-. Además, el país cuenta con zonas "libres de LGTBI", algo que es "antidemocrático", según sentenció la UE. El artículo 7, en cambio, no tiene más recorrido porque exige unanimidad (salvo el Estado propuesto para sanción) y "entre ellos se van a proteger siempre".

Pero el eje principal de la cumbre, aunque lo parezca, no será ese, sino una respuesta común ante la segunda ola de la Covid-19. Ya el pasado 29 de octubre los Estados miembros pactaron tres principios: "reconocimiento mutuo, distribución y uso" de test rápidos. La Unión quiere coordinarse, y ese puede ser el primer paso, porque "podría reducir el impacto en la libertad de movimiento y en el funcionamiento del mercado único, que debemos preservar por completo", sostuvo entonces el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

El objetivo sigue siendo mejorar la coordinación. Y es que la UE ya ha impulsado los primeros pasos para la creación de una Unión Europea de la Salud. "No podemos esperar el final de la pandemia para reparar los daños y prepararnos para el futuro. Tenemos que construir las bases de una Unión Europea de la Salud más fuerte que permita a los 27 países colaborar para detectar, prepararse y responder colectivamente", sostuvo la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, que ya hace meses puso sobre la mesa la opción de que la Unión aumentara sus competencias en Sanidad (son los Estados miembros los que deben cederlas).

Por otro lado, la cumbre también servirá para abordar la lucha contra el terrorismo tras los últimos ataques en Francia y Austria. Emmanuel Macron y Sebastian Kurz han endurecido su discurso y piden medidas contundentes. En ello, ya han encontrado el respaldo de otros socios. Los ministros de Interior de la UE dejaron claro que la intención es dar un nuevo impulso a la protección de sus fronteras y a la lucha contra el extremismo. De momento, y teniendo en cuenta que la política exterior tampoco es competencia de la UE, no se han tomado medidas concretas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento