Madrid confía en las restricciones por zonas básicas de salud y en los test de antígenos para salvar la Navidad

  • Sanidad revisará cada semana la incidencia por zonas básicas de salud y evaluará si las medidas a imponer.
  • Los cribados masivos con antígenos se seguirán haciendo en los puntos con más contagios de Covid-19.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tras la reunión del Consejo del Gobierno regional
La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este miércoles
Marta Fernández Jara/ EP

La cercanía de la Navidad no va a modificar la estrategia actual de la Comunidad de Madrid contra el coronavirus. El Gobierno regional asegura que su plan funciona y reduce los contagios, por lo que ahora mismo no se plantea cambiarlo. "Vamos moderadamente bien hacia las navidades. Es un motivo para estar tranquilos y saber que vamos en buena dirección, pero no debemos confiarnos", aseguró este miércoles la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso.

Restricciones de movilidad y actividad por zonas básicas de salud, cribados masivos con test de antígenos donde hay más contagios y toque de queda nocturno de 0.00 a 6.00 horas. Estas son las líneas maestras del plan que va mantener la Consejería de Sanidad para tratar de conseguir que las fiestas navideñas se puedan celebrar con cierta normalidad: con reuniones familiares que, a su vez, supondrán un aumento del gasto y un acicate para la economía regional.

Como se viene haciendo hasta ahora, en noviembre y diciembre las limitaciones por barrios –que actualmente mantienen 11 localidades confinadas en su totalidad y restricciones en más de una treintena de zonas básicas– se revisarán cada semana. Tanto las nuevas medidas como el levantamiento de otras se anunciarán los viernes.

En cuanto a los test de antígenos, la Comunidad prevé extenderlos en las próximas semanas para llegar a más personas. Este miércoles, se aprobó en el Consejo de Gobierno la contratación de una empresa privada para ayudar en la realización de pruebas. Además, Ayuso volvió a defender que farmacias y otros establecimientos, como clínicas dentales, puedan hacer este tipo de test, algo que debe autorizar el Ejecutivo central.

La Consejería de Sanidad comenzó a hacer cribados masivos con test de antígenos en las zonas con más contagios hace cerca de dos meses. Desde entonces, se ha llamado a más de 1,2 millones de madrileños para realizarles estas pruebas, que dan los resultados en 15 minutos. A la cita solo acudieron alrededor de 319.000 personas y, entre ellas, se localizó a 1.243 contagiados de Covid-19.

Recomendaciones de cara a la Navidad

Pese a los buenos datos, Madrid no está "satisfecha" ni "confiada", dijo la presidenta, que apostó por "seguir bajando la curva". Ir implementando medidas poco a poco es la apuesta de la Comunidad. "Déjennos que vayamos semana a semana (...) tiempo habrá para ver cómo van a ser las navidades de los madrileños o de los españoles en general", pidió esta semana el viceconsejero de Sanidad y responsable de Plan Covid-19, Antonio Zapatero, al ser preguntado por los planes que tenían para las próximas fiestas.

En este sentido, Zapatero mencionó la posibilidad de implantar el modelo que se está estudiando en Estados Unidos para Acción de Gracias, una celebración muy arraigada en el país, como la Navidad en España. El doctor explicó que al otro lado del charco se están haciendo recomendaciones a la población, como limitarel número de asistentes a las cenas o celebrar los banquetes al aire libre siempre que sea posible, y Madrid podría seguir este planteamiento.

"Sería fantástico poder tener las navidades más, abramos comillas, más normales posibles, pero vamos a acabar esta batalla contra el virus", reflexionó el doctor Zapatero.

El departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero también estaría trabajando en la puesta en marcha de medidas encaminadas a mejorar la ventilación en espacios cerrados, como la instalación de medidores de dióxido de carbono en hostelería que anunció la presidenta el martes.

Tampoco puede descartarse un cierre perimetral de la comunidad durante el próximo puente festivo de diciembre, aunque esta es una medida que no se ha puesto sobre la mesa todavía, según confirmó este miércoles el vicepresidente Ignacio Aguado. "No está previsto cerrar Madrid en el puente de la Constitución, falta mucho tiempo para llegar a ese puente", justificó el también portavoz del Gobierno. Si llegado el momento se apostara por el cierre, Madrid lo tendría que consensuar con el Ministerio de Sanidad, porque la semana pasada se acordó esta fórmula para tomar medidas de menos de 7 días de duración.

En cualquier caso, antes de ese puente festivo, cabe esperar que el Gobierno central haga una valoración de las medidas que puso en marcha con el estado de alarma (toque de queda y cierres perimetrales) para comprobar si han sido eficaces. Si se determinara lo contrario, sobre la mesa estaría la posibilidad de un nuevo confinamiento domiciliario, como ya solicitaron algunas CCAA hace unos días.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento