Educación niega que se vaya a "desalojar" al castellano de las aulas catalanas

Alumnos de 2º de Bachillerato del Colegio Alameda de Osuna, en una clase para preparar la selectividad.
Alumnos de 2º de Bachillerato.
EP

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha dicho este miércoles que queda "absolutamente lejos" de la reforma educativa de la Lomloe "desalojar" al castellano de las escuelas y que seguirá siendo tratado como fija la Constitución y los estatutos autonómicos.

Lo ha señalado en un encuentro con la prensa para explicar el proyecto de Presupuestos Generales 2021 para su departamento, y donde ha sido preguntada por la polémica surgida por una enmienda transaccional en la que trabajan PSOE, Unidas Podemos y ERC -debe ser votada mañana en la Comisión de Educación- para eliminar el término "vehicular" en el tratamiento del castellano en la educación.

La "ley Celaá"

La ministra ha recalcado que el proyecto de la Lomloe, conocido también como "ley Celaá", sigue en fase de tramitación en el Congreso pero que el objetivo es que al final de la enseñanza los alumnos tengan desarrolladas las destrezas, conocimientos y usos tanto del castellano como de la lengua cooficial correspondiente.

"Nos remitimos a los hechos y no a las palabras", el castellano y las lenguas cooficiales son materia de "trabajo, estudio y uso" en los centros educativos de España, "en todos ellos", ha enfatizado.

Preguntada sobre si la citada enmienda responde a un acuerdo con ERC sobre los Presupuestos Generales del Estado, Celaá ha contestado que "los presupuestos y la actuación del Ministerio es autónoma, no depende de nada".

"Se trabaja para el bien de los alumnos", para mejorar sus capacidad de enfrentarse al mundo, ha argumentado.

"Vamos a seguir trabajando por el castellano y las lenguas cooficiales allá donde las hubiera" y, sobre todo, en un "mecanismo de compensación" para que todos "concluyan sus estudios con éxito" respecto al castellano, la lengua cooficial, una lengua extranjera y dos "si es posible", ha añadido.

Estamos es un mundo "multilingüe" y hay que trabajar las lenguas.

Y ha insistido en que la norma está en la Cámara baja y que allí "sus señorías tienen capacidad y sentido para ir trabajando en la ley".

Societat Civil Catalana 

Societat Civil Catalana (SCC) ha urgido al Gobierno a que no excluya el castellano como lengua vehicular en la enseñanza en Cataluña, porque consideran que se trataría de una decisión "contraria al espíritu de la Constitución" y que dañaría "derechos fundamentales y civiles básicos".

En un comunicado difundido este miércoles, la entidad constitucionalista ha arremetido contra "el monolingüismo en catalán impuesto" en Cataluña, ya que, dicen, se ha convertido "en un sistema de aculturación impuesta para la mayoría de la población catalana, así como una causa de fracaso escolar para una parte de esta población".

"La consagración en la legislación estatal de las tesis que ha venido defendiendo el nacionalismo catalán y ERC en los últimos años en materia lingüística en la escuela significaría una humillación inaceptable para millones de catalanes que han sufrido una década de nacional-populismo independentista", ha señalado la entidad en el citado comunicado.

SCC entiende que el español "no puede seguir siendo tratado como un idioma extranjero ni en la educación ni en la esfera pública catalana" y apuntan que la inmersión lingüística "no es de ningún modo el camino para articular la convivencia lingüística, pues no tiene base sociocultural ni pedagógica".

"Es de sentido común que la lengua oficial del Estado sea vehicular en todo su territorio, como sucede en cualquier país europeo, al mismo tiempo que lo son otras lenguas cooficiales. La imposición monolingüe fue equivocada durante la dictadura, y lo sigue siendo ahora aunque cambien las tornas del idioma impuesto en exclusiva", concluyen.

Disfruta diariamente de la edición impresa de Cataluña en formato PDF.SUSCRÍBETE
Mostrar comentarios

Códigos Descuento