Sánchez rechaza reducir la prórroga como exige Casado y mantendrá un estado de alarma durante seis meses

La ministra de Política Territorial, Carolina Darias (izquierda), junto al presidente del Gobierno, la presidenta del Senado y la ministra de Hacienda
La ministra de Política Territorial, Carolina Darias (izquierda), junto al presidente del Gobierno, la presidenta del Senado y la ministra de Hacienda
EFE
La ministra de Política Territorial, Carolina Darias (izquierda), junto al presidente del Gobierno, la presidenta del Senado y la ministra de Hacienda.
EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no negociará la duración de la prórroga del estado de alarma, que ha establecido en seis meses y que el PP ha exigido este lunes que dure menos, ocho semanas. "La  propuesta que hemos hecho desde el Gobierno está bien fundamentada", ha indicado este lunes en su nombre la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias.  "Es el plazo que entiende el Gobierno que es absolutamente necesario", ha reiterado la ministra, cerrando la puerta a recortar los seis meses de prórroga que el Consejo de Ministros pedirá formalmente este martes al Congreso.

Darias ha comparecido en rueda de prensa al término de la primera sesión de la Conferencia de Presidentes, de índole política, que ha reunido a Sánchez con los presidentes autonómicos con la participación especial desde Bruselas de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Allí ha reiterado que el Gobierno pedirá la prórroga por seis meses y no por un plazo más corto y ha reclamado al líder del PP, Pablo Casado, "abandone sus condiciones y las sustituya por las recomendaciones de los expertos y la Ciencia". 

Poco antes, el presidente del PP, Pablo Casado, había condicionado el apoyo de su partido a la prórroga del estado de alarma que este martes el Gobierno pedirá formalmente al Congreso a que esta sea de dos en lugar de seis meses y que se acometa por fin una reforma legislativa para que no vuelva a ser necesario decretar la alarma. De la misma manera, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha dicho que una prórroga de seis semanas es "excesivo" y ha reclamado que sea Sánchez quien comparezca cada 15 días en el Congreso para dar cuenta de la pandemia y no el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tal y como estipuló este domingo el Gobierno.

Este martes, Sánchez ha rechazado todas estas exigencias. Según ha trasladado Darias, la prórroga se pedirá por seis meses, el estado de alarma es la única herramienta legal que contempla el Gobierno para restringir derechos y libertades fundamentales como hace el toque de queda y será el Gobierno y no un partido político quien decida quién de sus miembros da explicaciones en el Congreso. "El Gobierno decidirá quién comparece y quien lo haga lo hará bien", ha aseverado la ministra.

Sobre la duración de la prórroga, Darias se ha mostrado inamovible en la decisión de Sánchez de pedirla durante seis meses. "El presidente ayer fue claro, diáfano, cristalino, sobre la duración del estado de alarma y lo fijó en seis meses", un plazo que "obedece" a lo que "recomienda las personas expertas y este  Gobierno siempre hace caso a la Ciencia". 

Darias solo ha mostrado cierta concesión al indicar que el plazo de seis meses no es "inamovible" y dependerá de la evolución de la pandemia, "si los indicadores sanitarios mejoran ostensiblemente". "El estado de alarma va a a durar el tiempo estrictamente necesario va a depender de la duración de la pandemia", ha dicho.

Así pues y al margen de las reclamaciones para acortar el plazo que han hecho este lunes Casado y Arrimadas, el Gobierno aprobará este martes solicitar al  Congreso una prórroga del estado de alarma durante seis meses, hasta el 9 de mayo, en la que no está previsto que haya más marcador para que decaiga antes que el haber reducido la incidencia acumulada hasta los 25 casos por cada 100.000 habitantes, donde el Gobierno sitúa la "nueva normalidad".

Competencia autonómica

En todo caso, Darias ha asegurado que el estado de alarma no se mantendrá "ni un día más" de lo que lo aconseje la situación y también ha recordado que se trata de una alarma "diferente" a la que se decretó  marzo, porque ahora serán presidentes y presidentas autonómicas quienes adopten distintas medidas "en el ámbito de sus competencias" y que se van a ir "modulando". Las comunidades podrán decidir imponer o no confinamientos perimetrales, por ejemplo, pero no levantar el toque de queda nocturno en vigor desde este domingo, aunque sí mover la horquilla horaria.

Menos de un día después de la entrada en vigor de este nuevo estado de alarma, las comunidades autónomas empiezan ya a anunciar nuevas medidas. Cataluña estudia confinamientos selectivos y Aragón y Asturias procederán al cierre perimetral de sus territorios. 

Sin embargo, otras no lo han hecho, entre ellas la Comunidad de Madrid, una de las más afectadas de nuevo en esta segunda ola, aunque también estudia un cierre perimetral para el puente de Todos los Santos. Preguntada por esta cuestión, la ministra de Política Territorial ha recordado que se trata de una competencia autonómica. "Son los presidentes autonómicos quienes en el ámbito de sus competencias van a ir aplicando medidas", ha dicho.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento