Madrid defiende sus restricciones y se dirige a Illa: "Un espacio de cooperación no puede ser de imposición"

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, durante su comparecencia de este viernes.
El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, durante su comparecencia de este viernes.
Eduardo Parra/ EP

El viceconsejero de Sanidad y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha defendido este viernes las restricciones impuestas por el Gobierno regional en 45 zonas y ha contestado al ministro de Sanidad, Salvador Illa, sobre la recomendación que defiende el Gobierno para la región, que pasa por el cierre de la capital y de los municipios con una incidencia superior a 500 contagios.

Ambos responsables han comparecido a la vez defendiendo propuestas muy diferentes, lo que ha evidenciado la distancia entre dos administraciones que esta semana habían firmado una tregua política y se habían prometido colaboración en aras de frenar las infecciones de Covid-19.

El doctor Zapatero ha asegurado que las restricciones de movilidad y actividad en 45 zonas de Madrid, así como la limitación general de reuniones de más de 6 personas y las exigencias de aforo a la hostelería, se han tomado en base a "criterios técnicos" que revelan que son suficientes en este momento.

El viceconsejero ha reconocido que en la reunión que mantuvieron este jueves ambos gobiernos sobre las medidas a tomar en Madrid, los representantes del Ejecutivo central plantearon el cierre de la capital y otras zonas con más de 500 contagios por 100.000 habitantes. La propuesta se topó con los planes de los técnicos madrileños, que consideran que imponer limitaciones en las zonas con una incidencia superior a 1.000 casos en los últimos 14 días, con tendencias estables o al alza y con cercanía a otras zonas en las mismas circunstancias, son las medidas que hay que tomar ahora. 

Si restringieran las zonas de más de 500 positivos por 100.000 habitantes como defiende el ministerio, se verían afectadas 200 de un total de 286.

El responsable de la estrategia Covid-19 en Madrid ha esgrimido que el viernes pasado, cuando se anunciaron medidas en 37 zonas, estas fueron calificadas de "drásticas" por algunos y el Ministerio de Sanidad las valoró positivamente. Esas restricciones comenzaron a aplicarse el lunes pasado y llevan en vigor "cuatro días", por lo que no han podido evaluar aún sus resultados, ha conseguido. Por ello, Zapatero ha pedido tiempo y ha asegurado que si se tienen que tomar otras decisiones más restrictivas se hará llegado el momento.

"Un espacio de cooperación no puede ser un espacio de imposición", ha valorado el responsable madrileño sobre las diferencias que puede haber en el seno del Grupo Covid-19 creado el lunes. 

"Hay que ser muy cautos a la hora de plantear medidas que puedan afectar a todo el estado socioeconómico de la Comunidad de Madrid, que a lo mejor se prolongan en el tiempo y pueden llevar a repercusiones, también desde el punto de vista sanitario, francamente graves (...) casi igual de malas para la salud de muchos ciudadanos como el propio virus", ha insistido el viceconsejero. 

Zapatero ha reiterado en varias ocasiones que le gustaría que el Gobierno estableciese criterios "homogéneos" para aplicar restricciones en todo el país con los mismos parámetros. "Hay comunidades con incidencias de más de 600 casos a las que no se está pidiendo que tomen medidas", ha dicho en este sentido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento