Los accidentes de patinetes suben en València pese al parón del confinamiento

  • La ciudad registra hasta septiembre 268 siniestros, frente a los 227 del mismo periodo de 2019.
  • Las embestidas y las caídas son los tipos de accidentes más frecuentes de los VMP en la ciudad.
  • La extensión de los carriles bici y las ayudas públicas para su compra impulsan la movilidad personal.
Un patinete circula por el anillo ciclista de la ronda interior.
Un patinete circula por el anillo ciclista de la ronda interior.

La importante crecimiento del uso de los vehículos de movilidad personal (VMP), en su mayoría patinetes eléctricos, paralelo al impulso de los carriles bici por los que circulan y a la activación de ayudas públicas para adquirirlos, está provocando también un incremento del número de accidentes que sufren estos dispositivos.

Durante los ocho primeros meses de este año, de enero a agosto, la Policía Local de València ha registrado 268 siniestros con VMP involucrados, frente a los 227 del mismo periodo de 2019. Esta cifra revela un incremento todavía mayor de accidentes, dado que de marzo a mayo la cifra de desplazamientos cayó en picado como consecuencia del confinamiento derivado del estado de alarma para frenar al coronavirus.

Según estos datos, a los que ha tenido acceso 20minutos, el tipo de accidente más común entre los usuarios de patinetes son las embestidas, con 112 registradas durante el presente año. Estas se producen cuando un vehículo golpea contra otro que está en marcha. Podrá ser contra la parte central, la anterior o la posterior.

A continuación figuran las caídas de los VMP, con 65, en las que no hay contacto con personas ni vehículos. En tercer lugar se sitúan los atropellos de patinetes a peatones, con 25 casos registrados en la estadística policial. 

Con un número muy inferior constan otros tipos como rascadas (4), topetazos frontales (4), alcances (3) y choques (3), y el resto hasta completar la cifra total obedece a casos que no se corresponden con las modalidades anteriores.

Por otro lado, también están aumentando los accidentes entre coches y patinetes, que casi siempre acaban con este último como el más perjudicado y suelen tener como escenario los cruces del carril bici con el tráfico motorizado o tramos directamente sin eje ciclista.

Sin ir más lejos, la noche del pasado lunes 7 de septiembre, una joven de 26 años que circulaba en patinete fue trasladada al Hospital Arnau de Vilanova con policontusiones tras sufrir un accidente con un coche en la avenida de Campanar de València. 

Otra joven de 22 años acabó en el mismo centro hospitalario y con el mismo diagnóstico el 15 de julio, tras sufrir idéntica suerte en la avenida Nicasio Benlloch. 

Son solo dos ejemplos del reguero de siniestros de este tipo que registra periódicamente el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU), que depende de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública.

El coronavirus y la nueva movilidad

La pandemia también puede influir a la hora de acelerar el crecimiento de estos modos de transporte sostenibles para trayectos urbanos. Por un lado, son unipersonales, lo que aumenta su seguridad sanitaria

Por otro, las administraciones están apostando por su uso. La Generalitat, con un reciente plan de ayudas públicas de hasta 75 euros para su adquisición y el Ayuntamiento de València con la progresiva extensión de los ejes ciclistas, por los que deben circular los patinetes.

Nueva ordenanza y multas

La ciudad cuenta desde hace algo más de un año con una nueva Ordenanza de Movilidad que fija, como norma general, la obligatoriedad de circular por los carriles bici y hace obligatorio el uso del casco como elemento de seguridad.

La Policía Local empezó a multar a los usuarios de patinetes en septiembre de 2019, tras una moratoria inicial, por varios motivos: no llevar casco, circular por zonas prohibidas o por hacerlo llevando los auriculares puestos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento