Interior dispuso de más de 70 policías y un 'agente doble' para espiar a Bárcenas y a su mujer: "Sale la rubia"

Montaje fotográfico con los rostros de Luis Bárcenas y Mariano Rajoy.
Montaje fotográfico con los rostros de Luis Bárcenas y Mariano Rajoy.
ARCHIVO
El informe de la Policía Nacional que ha recibido la Audiencia Nacional acredita que el chófer de Luis Bárcenas habría recibido 53.266 euros en al menos 25 pagos. El dinero habría servido para espiar al extesorero del PP. Según informó El País, ese dinero habría salido de los fondos reservados de Interior.

El Cuerpo Nacional de Policía, dependiente del Ministerio del Interior, destinó un total de 71 funcionarios entre agentes y oficiales, para realizar seguimientos entre julio de 2013 y febrero de 2014 a la mujer de Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias, y a su entorno personal, según la documentación desclasificada por Interior a petición del juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata.

Si bien el documento entregado a la autoridad judicial resalta que "no existe constancia documental de ninguna operación denominada Kitchen", sí que apunta que en relación a Luis Bárcenas y a su pareja Rosalía Iglesias Villar, "existe constancia de la ejecución de diferentes vigilancias sobre personas o lugares del entorno de aquella última", según informa Europa Press.

Y añaden que las vigilancias fueron efectuadas por el Área Especial de Seguimientos, servicio adscrito a la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) y que fueron realizadas por "orden y comunicación" del jefe de la UCAO, el comisario Enrique García Castaño, investigado en la causa.

Este documento forma parte del sumario relacionado con la operación Kitchen que instruye el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata y sobre el que se ha levantado este miércoles el secreto. Se trataba de un operativo parapolicial que se habría sufragado con fondos reservados y con el que se pretendía sustraer información sensible del PP al que fue su tesorero, Luis Bárcenas, para ocultárselo a la justicia. 

El chófer, 'agente doble'

De acuerdo con El Confidencial, en el operativo se usó tecnología de escuchas, el llamado Sistema Integrado de Interceptación de las Telecomunicaciones, que usa la Policía y la Guardia Civil y que requiere permiso judicial.

El objetivo de esta oiperación era averiguar "la poisible ubicación de documentación que LB [Luis Bárcenas] tendría oculta en un escondite solo conocido por él". En concreto, se buscaba documentación que implicara al entonces presidente de Gobierno, Mariano Rajoy.

El espionaje se centró en la mujer, pero también abarcó a otras personas relacionadas con ella, como Javier Gómez de Liaño, abogado de Bárcenas, y los hijos del extesorero del PP.

Uno de los colaboradores que participaban en el operativo era Sergio Ríos, chófer de la familia Bárcenas, que fue reclutado por el excomisario Villarejo a cambio de pagarle 2.000 euros mensuales a cargo de fondos reservados y la promesa de introducirlo a la Policía. "Me pareces un tío que aprende con una rapidez que te cagas", le alabó Villarejo en una de sus reuniones. Ríos acabó recibiendo un total de 53.000 euros.

"Metí la mano y eso no se debe hacer, porque los bolsos de las mujeres, en su desorden, ellas lo entienden"

En el sumario desvelado por El Confidencial, el chófer describe los problemas que tuivo en una ocasión para encontrar el móvil de Rosalía Iglesias en su bolso y ver los  números que tenía registrados. "Era el bolso de la señora, no lo tenía fuera; metí la mano y eso no se debe hacer, porque los bolsos de las mujeres, en su desorden, ellas lo entienden".

'La rubia'

En los informes de esos seguimientos que realizan los agentes sobre el terreno, anotan todos los movimientos de Rosalía Iglesias, a la que denominan 'la rubia', cuando abandona su domicilio en una calle céntrica del barrio de Salamanca en Madrid. 

"La rubia sale de casa y se monta en el vehículo ranchera conducido por el moro"

"La rubia sale de casa y se monta en el vehículo ranchera color negro conducido por el moro", dice textualmente una de esas anotaciones haciendo alusión también al chófer de Iglesias.

De las notas de los agentes llama la atención además la precisión en la descripción por ejemplo de la ropa que viste la mujer de Bárcenas --"viste camisa blanca con flores rojas en la parte delantera, pantalones rojos"-- e incluso el tipo de bolso que lleva cada día.

En esos seguimientos, los agentes siguen a Iglesias a sus diferentes destinos, como a un gimnasio en el ABC Serrano, a un centro de estética y belleza, al despacho de su abogado Javier Gómez de Liaño, o a su estudio de restauración de arte situado en la calle General Díaz Porlier. Incluso se les llega a seguir a ella y su hijo, Guillermo Bárcenas, hasta la prisión de Soto del Real, donde ya en julio de 2013 permanecía el que fuera tesorero del PP.

Además, destaca que a la hora de referirse a los individuos sobre los que se realiza el seguimiento, en ningún momento se citan sus nombres reales, y se opta por motes: La rubia, el moro, el gitano o el machaca, son algunas de las personas sobre las que el operativo puso el foco. 

El ¿papel? de Rajoy

Por otro lado, un informe policial de Asuntos Internos, datado en 2018, apuntaba que el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, al que los imputados se referían como "el Asturiano", conocía la operación Kitchen. "Avances sobre nueva operación o proyecto" es el título del oficio que la Unidad de Asuntos Internos de la Policía dirigió en octubre de 2018 al juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, que investiga la pieza Kitchen, enmarcada en el caso Villarejo y de la que esta semana se ha levantado el secreto de sumario.

En el documento, los investigadores hacen constar que, de las conversaciones intervenidas, "se colige" que la operación Kitchen "habría tenido resultado positivo y estaría coordinada por el entonces secretario de Estado de Seguridad -Francisco Martínez- (con conocimiento del "Asturiano" -Mariano Rajoy- y del "Largo" -un abogado cercano al PP-)".

El objetivo de la operación era localizar documentos y archivos de audio, algunos de ellos "comprometedores con dirigentes del Partido Popular", que tenían escondidos Bárcenas y su mujer. 

Investigación formal en el caso "kitchen" del PP

El PSOE y Unidas Podemos han registrado formalmente este jueves en el Congreso la solicitud de creación de una comisión de investigación sobre el caso y se resalta que en esa operación el Gobierno del PP intentó anular "pruebas inculpatorias" para este partido en casos de corrupción, algo que es "claramente un abuso de poder que quebranta las reglas esenciales del Estado de derecho y de la democracia".

PSOE y Podemos proponen que los trabajos de la Comisión, que podría aprobarse ya la próxima semana, duren tres meses prorrogables y eleven sus conclusiones al pleno y a la Fiscalía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento