Nissan retoma la producción en todas sus líneas en una nueva semana de protestas de los trabajadores de Acciona

La protesta de los trabajadores de Acciona.
La protesta de los trabajadores de Acciona.
ELISENDA ROSANAS/ACN

Nissan ha retomado este lunes la producción de vehículos en todas sus líneas de producción en la planta de la Zona Franca de Barcelona. Después de activar la fabricación en la línea 1 –la de la furgoneta eléctrica e-NV200- el pasado 31 de agosto, este lunes se ha añadido la línea 2, donde se acoplan las 'pick up' Nissan Navara, Renault Alaskan y Mercedes Classe X. A pesar de todo, desde los sindicatos afirman que la producción real de coches no se retomará hasta octubre por el conflicto con Acciona. 

De hecho, los trabajadores de Acciona se han manifestado nuevamente a las 5.00 h ante las instalaciones de la automovilística para exigir la retirada del Expediente de Regulación Temporal (ERE) que afecta a los más de 500 empleados subcontratados por la automovilística.

La concentración de los empleados de la compañía multiservicio ha empezado alrededor de las cinco de la mañana y se ha alargado hasta después de las siete, momento en que los trabajadores de Nissan –que también se encontraban ante los accesos de la planta- han entrado en el interior de las instalaciones. Así, la producción a la planta se ha aplazado durante más de una hora, puesto que alrededor de las seis de la mañana es cuando se inician los turnos. Durante la protesta, el centenar de personas que han asistido han repetido proclamas habituales como "Nissan somos todos" o "queremos trabajar".

A pesar de que buena parte de los trabajadores de Nissan han vuelto este lunes al trabajo, desde los sindicatos recuerdan que la producción en la Zona Franca es prácticamente nula. "La producción real de vehículos no se normalizará hasta octubre, y esto nos da margen a nosotros para negociar con Acciona", explica el presidente del comité de empresa de Acciona, Manuel Núñez. 

El líder sindical comenta que Nissan se ha limitado a formar a sus trabajadores por si finalmente se tuvieran que cubrir los lugares de Acciona, que hace tres semanas rescindió de forma unilateral el contrato con la automovilística. Sin embargo, Núñez subraya que la plantilla de Nissan ya se ha posicionado claramente a favor de los empleados de Acciona. "Legalmente no se pueden negar a hacer la formación, pero no verían ético ocupar nuestros puestos de trabajo", dice.

Pendientes de un acuerdo de reindustrialización

La semana pasada se celebró la primera reunión de la mesa de reindustrialización de Nissan, que tiene que servir para encontrar una alternativa que garantice la actividad y la ocupación en las plantas de la empresa en Cataluña. En paralelo, transcendió que Schneider Electric estaba dispuesta a invertir 3.500 millones de euros en la Zona Franca para dedicarse a la fabricación de baterías eléctricas.

Para Núñez, noticias como esta "son positivas", pero también pide que no solo sea Nissan la que se tenga en cuenta. "Todo el parque de proveedores y empresas subcontratadas tenemos que ser", destaca. Hasta ahora, el comité de empresa de Acciona se ha reunido con el gobierno español y el Ayuntamiento de Barcelona, los cuales ya se han comprometido a incluirlos en los planes de reindustrialización.

Una semana cargada de movilizaciones

La de este lunes ha sido la primera movilización de una semana que se prevé intensa para los trabajadores de Acciona. Este mismo lunes, la empresa ha convocado una reunión telemática con el comité de huelga que también contará con la mediación de Trabajo. Por otro lado, la Inspección de Trabajo se reunirá de forma presencial con el comité de empresa este martes.

El miércoles se celebrará la tercera reunión entre empresa y trabajadores para intentar desencallar la situación del ERE, y el jueves hay convocada una manifestación ante la sede central de Acciona, situada en el Paseo de la Zona Franca. 

Después de dos semanas de negociaciones, el secretario del comité de empresa, Alberto Serrano, mantiene que la empresa "no ha demostrado nada" y defiende que el ERE "no tiene cimientos". En este sentido, afirma que se siente optimista de cara a los próximos días y exige la retirada "inmediata" del ERE para poder negociar con la compañía. "Con una pistola en la cabeza no podemos hablar", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento