Cierran cinco playas de Barcelona por aglomeración de bañistas pese a las restricciones

Una playa de Barcelona abarrotada de gente este fin de semana.
Una playa de Barcelona abarrotada de gente este fin de semana.
EFE

La Guardia Urbana de Barcelona ha tenido que cerrar el acceso a cinco de las playas de la capital catalana ante una afluencia masiva de bañistas después de comer, han informado fuentes municipales.

Aunque esta mañana el número de bañistas ha sido menor que el de un sábado habitual de verano, esta tarde la afluencia ha obligado a que los agentes cerraran a las 17:30 horas las playas de la Mar Bella, Bogatell, Barceloneta, Sant Sebastià y Nova Icaria.

Los agentes han impedido el acceso a más personas porque no se podían mantener las distancias de seguridad hasta que con la caída de la tarde las playas se han ido despejando.

Por la noche es habitual que cientos de jóvenes aprovechen las playas de Barcelona para celebrar reuniones y hacer botellón, aunque el Ayuntamiento de la ciudad no ha informado de si, con las nuevas normas restrictivas para contener los contagios de coronavirus, prohibirá el acceso a las playas en esas horas.

Restricciones desde este domingo

Desde las 9 de la mañana de este sábado están activas las medidas restrictivas para contener los contagios de coronavirus en Barcelona y otros 12 municipios del área metropolitana, que afectan a un tercio de la población de Cataluña, donde existe transmisión comunitaria, pero no segunda ola, según Sanidad.

Los brotes y nuevos focos de propagación de coronavirus siguen alcanzando máximos desde el fin del estado de alarma, con mayor incidencia en Aragón y Cataluña, lo que está obligando a las autoridades autonómicas a aprobar medidas para contener la enfermedad.

En Barcelona y la primera corona metropolitana se recomienda no salir de casa si no es imprescindible, se prohíben a partir de este domingo las reuniones de más de 10 personas, se limita al 50 % el aforo en bares y restaurantes, se cierran cines, teatros, locales de ocio nocturno y gimnasios y se restringen las visitas a las residencias de mayores.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha afirmado que en esas áreas de Cataluña existe ya transmisión comunitaria, si bien la situación no se puede calificar de nueva ola de Covid-19.

"En Barcelona hay transmisión comunitaria, es así, tenemos que decirlo", ha señalado el titular de Sanidad en una entrevista en Catalunya Ràdio, lo que implica dificultad de trazar contactos y relacionarlos con focos pequeños concretos y obliga a tomar medidas de distanciamiento social.

Illa, que ha insistido en que no está sobre la mesa en este momento decretar el "estado de alarma", ha pedido a la ciudadanía de la capital catalana que no salga de casa salvo para lo imprescindible y ha deseado que si se cumplen las medidas restrictivas en los lugares donde hay rebrotes, la situación se pueda controlar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento