Platós convertidos en un búnker: entramos en un rodaje "blindado" por la Covid-19

  • 'Mercado Central' nos abre las puertas de su plató para mostrar el intensivo protocolo de seguridad contra el virus. 
[MISSING]binding.image.description
Ahora los sets de grabación se han convertido en una suerte de áreas 51: sólo entran unos pocos autorizados.
J. PARÍS

La serie Mercado central es una ventana a lo cotidiano. A todo lo cotidiano que puede ser un mercado en el que pasan toda clase de cosas emocionantes, emotivas y hasta peligrosas. Porque en la cantidad de sucesos por minuto es de lo poco en lo que, en tiempos de coronavirus, la ficción supera a la realidad.

La serie de La 1 (L a V, 16.30 h), producida por TVE en colaboración con la productora Diagonal TV, fue de las primeras en volver a grabar tras el confinamiento impuesto por la covid-19, gracias a un estricto protocolo puesto en marcha por la productora que “blinda” los platós, a los miembros del equipo y, sobre todo, a los actores y las actrices.

20minutos ha conseguido uno de los pocos permisos que se conceden hoy en día para entrar aun plató. Hace sólo unos meses era algo habitual, común y constante hacer reportajes de rodaje. Ahora los sets de grabación se han convertido en una suerte de áreas 51: sólo entran unos pocos autorizados.

Hacer ese viaje, hasta los platós de Mercado Central a las afueras de Madrid, unos espectaculares decorados de interior y exterior que recrean una galería comercial tradicional, no es fácil. Comienza mucho antes de ir, con el protocolo que Diagonal TV exige a quienes vienen del exterior.

“Se realizará control de temperatura a todas las personas que accedan a las instalaciones de Diagonal TV. En caso de estar a más de 37,5º de temperatura, se denegará el acceso”, nos advierten. Es el primer filtro, la primera barrera contra el coronavirus. “El personal será el mínimo indispensable”, o lo que es lo mismo, tres personas: redactor, fotógrafo y cámara.

Todo el material técnico que venga de fuera, cámaras, micrófonos, grabadora, deberá venir desinfectado previamente y de no ser así, se hará antes de entrar en las instalaciones de Diagonal TV. El equipo volverá a desinfectarse delante de los entrevistados si éstos deben tocarlo.

Cumplimos los requisitos, así que entramos. Nos limpiamos los pies en una alfombra desinfectante. Gel hidroalcóholico para las manos y nos toman la temperatura con un termómetro digital de pistola.

Por los pasillos todo recuerda que el coronavirus acecha: “Control de temperatura”, “Mantenga la distancia de seguridad”, “Prevención del coronavirus”, rezan carteles por todos lados. Las botellas de gel hidroalcólico están en cada mesa, encimera o balda, como una suerte de nuevos extintores.

Momentos previos a un ensayo en el rodaje de 'Mercado Central'.
Momentos previos a un ensayo en el rodaje de 'Mercado Central'.
Jorge París | Jorge Paris

Es Marta Poveda, actriz de la serie, la que nos cuenta cómo es su día a día ahora. “Es un protocolo muy estricto, hemos cambiado el horario y hemos adelantado la hora de entrada y salida y así no comemos aquí ni usamos zonas comunes. Nos dan la comida precintada y nos la llevamos y así evitamos estar juntos en la medida de lo posible”, explica.

“A la entrada nos toman la temperatura y cada quince días nos hacen el test”, hace ver Poveda, que interpreta a Lorena de la Cruz en Mercado central. “Llevamos una mochilita de colorines, cada una con su nombre, en la que llevamos una mascarilla, una pantalla, guantes y el líquido desinfectante”.

Justo antes de grabar la entrevista, con un micro rociado con desinfectante, nos hace una demostración: se quita la mascarilla por las gomas y sin tocar nada más la mete en una bolsa de plástico que va luego a su mochila personalizada.

“Nosotros los actores somos los únicos que podemos quitarnos la mascarilla, porque tenemos que actuar, pero el resto del equipo siempre va protegido”, pone de manifiesto. Así es: en el plató todo el mundo lleva su mascarilla colocada y un asistente incluso mueve una pequeña mesa alta, llena de ganchos, donde se colocan las mochilas con el equipo de protección para que no toque ninguna superficie. Es precaución a mayores: constantemente puede verse a trabajadores limpiando todas las superficies de los puestos del mercado donde se desarrolla la acción.

La finalidad última es proteger a todo el equipo, con especial atención a los actores. Antes del coronavirus en el plató y durante los rodajes podían coincidir unas 120 o 140 cuarenta personas. Ahora nunca hay más de 80 o 90. El equipo imprescindible.

Antonio Garrido, Elías de la Cruz en la serie, da más detalles de las medidas de seguridad. “Venimos en coche, sólos con el conductor y mascarilla. Al llegar en el camerino está la ropa de vestuario, que el día anterior ya han desinfectado con ozono. Nos vestimos, cogemos la mochila con el equipo de protección y vamos a peluquería y maquillaje, donde las compañeras nos esperan con la mampara puesta”, hace ver.

Es mucha gente pendiente de una serie que acompaña a los espectadores, así que hay que garantizar que siga emitiéndose. Y eso que Mercado Central está preparado para contingencias. “En las series diarias tenemos un colchón, desde que paramos el día 13 podíamos emitir hasta finales de junio. Ese adelanto de capítulos nos ayuda a protegernos en caso de que tuviéramos que parar”, explica Joan Noguera, director de la serie y coproductor ejecutivo junto con Jaume Banacolocha.

Marta Poveda se despoja de su mascarilla siguiendo el protocolo en el rodaje de 'Mercado Central'.
Marta Poveda se despoja de su mascarilla siguiendo el protocolo en el rodaje de 'Mercado Central'.
Jorge Paris

Volviendo a los actores y a que la serie siga emitiéndose, garantizar que pueden trabajar es fundamental. “Es muy importante blindar los platós, porque si alguien del equipo, directores, realizadores, gente de producción, realización o de arte coge el coronavirus sin ninguna duda se le puede suplir, pero a los actores tenemos que protegerles mucho, porque no se les puede reemplazar”, expone el director.

Para Antonio Garrido no supone un extra de responsabilidad. "Aunque debería darnos una presión extra, porque si tú faltas se paraliza el trabajo, es una minucia, esa presión deberíamos tenerla todos los ciudadanos", reflexiona.

En lo artístico, las medidas de protección también han influido mucho. Se han corregido todos los guiones de Mercado Central para evitar el contacto físico entre los personajes, los besos, las caricias, todo para mantener en lo posible la distancia. “Hemos ido aprendiendo cómo desarrollar determinadas tramas, porque ha cambiado el guion, la manera de grabar y de actuar”, explica Noguera.

“Hay escenas donde las relaciones personales y amorosas son muy importantes. De hecho a mi personaje le pasa. Yo ya he grabado tres supuestas relaciones sexuales en las que había metro y medio de distancia”, hace ver Antonio Garrido.

Pero la tele tiene sus trucos. ¿Cómo grabar por ejemplo dentro de un ascensor donde no se puede mantener la distancia? “Grabamos por capas. Grabamos primero a uno, luego al otro y un plano general y luego se monta en paralelo y parece que están cara contra cara, pero no han estado juntos”, explica el director.

Momentos previos a una toma en el rodaje de 'Mercado Central'.
Momentos previos a una toma en el rodaje de 'Mercado Central'. Maquillaje y peluquería van provistos de pantallas para la cara. 
Jorge Paris

Aún así, es raro: "Hasta el último momento, en el que se dice acción, no nos quitamos la mascarilla. Antes de eso hacemos un pase de texto y sí, afecta, porque la experiencia es extraña, porque no estás viendo la cara de los compañeros", expone Marta Poveda. "Mi personaje se la pasaba abrazando y amando a su pareja y ya no podemos hacer eso. Buscas otros recursos para que esa relación le llegue al público de otra manera", añade. 

Guadalupe Lancho se acababa de incorporar a Mercado Central cuando sobrevino la pandemia. Ella, que interpreta a Ágata, hace ver que el uso de la mascarilla "afecta al canal de comunicación, porque más que nunca tenemos que hablar, porque no tenemos la oportunidad de ver la cara del compañero. Estamos emitiendo energía y a eso es a lo que nos agarramos. He aprendido a trabajar con distancia de seguridad, pero codo con codo".

Lancho explica que fuera del plató los actores y actrices también se cuidan, con “las restricciones lógicas de cualquier ciudadano, que tiene que vivir sin miedo pero con mucha prudencia. Sí que es verdad que aquí los actores somos material sensible, porque nos quitamos las mascarillas y en un momento dado podemos tener algún roce o contacto…”. “Es una cuestión de responsabilidad personal, nos cuidamos mucho de las aglomeraciones y con la familia y los amigo siempre con medidas de seguridad”, revela.

Guadalupe hace ver la importancia de una serie como Mercado Central en estos tiempos. “Mi familia, mis amigos me lo han dicho y yo misma, me he sentido acompañada por la ficción y por los programas de entretenimiento. Pudimos ver otras realidades y esperanzarnos durante el confinamiento”.

Una audiencia creciente

Mercado Central acumula una media de temporada del 7,4% de la cuota de pantalla y 895.000 espectadores cdiarios. Una media que sube al 7,9% en junio. El récord en número de espectadores se obtuvo en los meses de confinamiento, donde se registraron 1.069.000 espectadores de media en marzo y 1.105.000 en abril, récord de temporada. Desde su inicio el 23 de septiembre de 2019, un total de 23.721.000 espectadores la han visto algún momento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento