Camps comparece este jueves como testigo en el juicio del 'caso Gürtel' por la visita del Papa a Valencia

Francisco Camps, en su llegada al Tribunal Superior de Justicia de Valencia.
El expresidente de la Comunidad Valenciana Francisco Camps.
EFE

El expresidente de la Comunidad Valenciana Francisco Camps comparece este jueves como testigo en el juicio que celebra la Audiencia Nacional contra la trama Gürtel por los presuntos amaños en la contratación de la retransmisión de la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en 2006.

La fase de testificales se inauguró este miércoles con la declaración del denunciante de la trama Gürtel José Luis Peñas. Se trata de la segunda sesión de la vista oral que se celebra tras su reanudación, después de que tuviera que ser suspendido durante tres meses por la pandemia del coronavirus.

Aunque los testigos están obligados a responder a todas las partes del procedimiento diciendo la verdad, se da la circunstancia de que Camps se podrá acoger a su derecho a no declarar o eludir algunas preguntas si considera que le puede perjudicar en alguno de los procedimientos que se siguen contra él.

El expresidente valenciano está siendo investigado por un juzgado de Valencia por las presuntas irregularidadesen las contrataciones de la Fundación organizadora V Encuentro Mundial de las Familias (FVEMF) --que se encuentra en ese procedimiento en calidad de partícipe a título lucrativo-- para la visita del Papa, asunto que se derivó de la causa que instruyó el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

Además, también está procesado también en la Audiencia Nacional por supuestos amaños en la adjudicación de la Generalitat valencia a Orange Market en la edición de Fitur de 2009.

Lo mismo ocurrirá con otros testigos que también declararán mañana y que están investigados en la misma causa que se sigue en el juzgado valenciano desde febrero de 2016, como el exvicepresidente del Consell Víctor Campos, condenado a pagar una multa de 9.600 euros en la causa de los 'trajes'; y el secretario del Arzobispado, Antonio Ramón Corbí.

Además, testificarán ante el tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional un extrabajador de Orange Market, Juan José Rincón; y el exjefe de la empresa del suelo de Arganda del Rey César Tomás Martín Morales (imputado).

Camps, en las declaraciones de los acusados

Camps ha salido a relucir en las declaraciones de algunos de los acusados, como fue en el caso del exdirector de RTVV Pedro García Gimeno --para quien la Fiscalía pide 40 años de prisión, que se podrían ver reducidos tras alcanzar un pacto de conformidad--, que afirmó que el expresidente valenciano le ordenó que diera "todas las facilidades" al Arzobispado de Valencia en la organización de la visita del Pontífice.

Otro de los acusados que mencionó a Camps durante su intervención fue el responsable de Orange Market, Álvaro Pérez, conocido como 'el Bigotes', que señaló que él mismo le pidió al entonces líder del PP valenciano participar en la organización del acto que tendría lugar el 8 y 9 de julio de 2006, por lo que le propuso hacer el escenario.

No obstante, Camps le instó a hablar con el expresidente de las Cortes Valencianas y exconsejero de Agricultura Juan Cotino (fallecido por covid-19) porque era "la persona que dirige todo el evento del Papa". "La última palabra en todo la tenía Juan Cotino" porque fue "Paco Camps" el que le puso al mando de todo, subrayó Pérez en su comparecencia.

Asimismo, indicó que finalmente no realizó el diseño del escenario porque éste tenía ciertas características y finalmente se encargó a un equipo de arquitectos. Pero a cambio, 'el Bigotes' recibió el encargo de instalar pantallas gigantes y megafonía para seguir el recorrido que haría Benedicto XVI, según indicó.

Amistad entre 'El bigotes' y Camps

Pérez, que en este procedimiento también ha alcanzado un pacto con la Fiscalía Anticorrupción, ha confesado en reiteradas ocasiones su "amistad" con Camps, algo que el expresidente regional negó hace un año ante el juez instructor José de la Mata en su declaración como investigado por el 'stand' de Fitur.

La relación entre Camps y el responsable de Orange Market también estuvo presente en la declaración del líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, en este juicio cuando explicó por qué decidió abrir su negocio en Valencia. Según dijo, todo ocurrió en a raíz de que el expresidente regional le dijera, en la boda de la hija del expresidente del Gobierno José María Aznar, que se llevaría a trabajar con él a 'el Bigotes'.

No es la primera vez que Camps comparece como testigo en un juicio contra la trama Gürtel. Ya lo hizo en marzo de 2018 en la vista oral por la presunta financiación ilegal del PP valenciano en las campañas electorales de 2007 y 2008, cuya organización fue contratada a la empresa de la trama Gürtel Orange Market.

En esa ocasión 'El Bigotes' y el ex secretario general del PP valenciano Ricardo Costa le apuntaron como la persona que daba instrucciones para que se emitieran facturas falsas y contratar con las empresas de la Gürtel.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento