Así es la estrategia de movilidad para la nueva normalidad: transporte público seguro y apuesta por la bicicleta

  • El documento presentado a los municipios de la provincia de Valencia pretende evitar que se dispare el uso del coche.
  • La Generalitat habilitará más carriles VAO, reforzará el metro con buses en superficie y prevé aligerar las horas punta.
  • Llegir en valencià.
Usuarios con mascarilla en el metro de València.
Usuarios con mascarilla en el metro de València.
GVA

La llamada nueva normalidad que ya ha provocado la pandemia de la Covid-19 llegará definitivamente una vez concluido el estado de alarma y, como mínimo, hasta que haya una vacuna capaz de neutralizar al virus. Uno de los aspectos de la vida cotidiana que se verá más alterado por la necesidad de espacio físico entre las personas para evitar los contagios será la movilidad y, sobre todo, el transporte público, donde se producen grandes concentraciones y, en ocasiones, aglomeraciones a bordo de trenes, metro y autobuses.

Para empezar a trabajar en este nuevo escenario, la Generalitat está presentando a las diputaciones y a una treintena de municipios con una población superior a 20.000 habitantes la Estrategia de Movilidad en la Comunitat Valenciana para la Normalidad Mejorada. Hoy miércoles ha sido el turno de la provincia de Valencia, a cuyos representantes municipales ha trasladado las principales líneas del documento el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España.

El plan constata el potencial impacto de la pandemia sobre el uso del transporte público por las dificultades para guardar el distanciamiento físico y por las limitaciones de capacidad, y alerta del previsible incremento del coche privado, lo que se traduciría en “más retenciones y congestión, más contaminación y menos equilibrio social”, una dinámica que ya se está produciendo en Wuhan, la ciudad china que fue origen y epicentro inicial de la epidemia.

En esta línea, los indicadores de Big Data muestran que a lo largo de la crisis, la movilidad de la provincia de Valencia ha disminuido un 53%, una cifra que se elevó hasta el 95% en el caso del transporte público, respecto a los días de referencia.

Actualmente, según el informe, la movilidad se encuentra alrededor del 75% si se compara con la época previa a la Covid-19, mientras que, por ejemplo, en el caso del metro, solo ha recuperado un 30% de la demanda y el trafico en las carreteras de la Comunitat Valenciana ya se encuentra a un 70%. Unos valores “que nos han de hacer esta alerta”, recoge el documento.

Por ello, pone el foco especialmente en el área metropolitana de València, que antes de la epidemia concentraba el 33% de los desplazamientos de toda la Comunitat Valenciana, con 4,87 millones de viajes diarios, de los que el 41,3% son en coche privado, el 40,9% a pie, el 13,6% en transporte público (bus y metro), el 2,4% en bicicleta, el 1,2% en bus discrecional y el 0,4% en taxi.

En su exposición, la Generalitat afirma que “urge” proponer soluciones para el escenario de movilidad post-Covid, ya que la movilidad “juega un papel clave” para conseguir la recuperación económica de la sociedad. Se trata, según apunta, de “evitar un sistema de transporte insostenible, que no ayudaría a la integración ni al equilibrio social y maximizaría el impacto medioambiental”, por lo que apuesta por una estrategia enfocada a resolver los problemas de movilidad de la ciudadanía con sistemas de transporte “seguros, asequibles y sostenibles para todos”. Para este fin, desglosa ocho propuestas concretas.

1. Garantizar la seguridad en el uso de la red de transporte público. Seguirá siendo obligatorio el uso de mascarillas en las instalaciones y vehículos, y se fomentará la dispensación de geles hidroalcohólicos y mascarillas, además de señalizar las estaciones y paradas con más usuarios para guardar la distancia. En Metrovalencia se instalarán sistemas de contabilidad y control de aforos en los tramos más saturados y se dejará de vender billetes sencillos a bordo de los trenes con la extensión de las tarjetas Móbilis y TuiN.

2. Apostar por la bicicleta como garantía de sostenibilidad. La estrategia propone la potenciación de la red de itinerarios ciclistas, que incluye 14 rutas (13 de ellas alrededor de València y otra en Sagunt-Puçol), el refuerzo de la señalización de los viales ciclistas con paneles y de la oferta de estacionamiento para bicis en centros atractores y estaciones de transporte masivo. En este último punto se incluye un plan específico de aparcamientos de larga duración en la red de FGV. También se incluye la potenciación de la recientemente creada Agencia Valenciana de la Bicicleta y las ayudas anunciadas de hasta 250 y 75 euros para adquirir bicis eléctricas, convencionales y patinetes.

3. Mejorar la eficiencia y asegurar el nivel de servicio de la red interurbana de autobuses. En este apartado se prevé la implantación de cuatro nuevos carriles específicos en el área metropolitana de València: dos carril-bus en los tramos Xirivella-València y l’Horta Sud, y otros dos carriles VAO en la CV-35 (autovía de Ademuz) y en la V-21 (autovía hacia Barcelona). Además, propone el uso conjunto de carriles-bus y paradas de la EMT en la ciudad, así como un refuerzo de las expediciones en las zonas rurales.

4. Mantener la capacidad de transporte del servicio urbano. Se plantea una mejora de la eficiencia de la red, con más carriles segregados y con prioridad semafórica para el tranvía, así como un refuerzo de la oferta en horas punta que disminuya el grado de ocupación del transporte colectivo, servicios exprés y refuerzo con autobuses para el metro con el mismo itinerario en superficie.

5. Organizar el espacio público para facilitar la distancia física. En este apartado se incluyen dos medidas destacadas. Por un lado, establecer sentidos de circulación en el espacio urbano para peatones, es decir, en aceras y calles peatonales. Por otro lado, la estrategia apuesta por la ocupación de espacio de estacionamiento para el desarrollo de la actividad hostelera (terrazas de bares y restaurantes) y comercial (tiendas).

6. Reducir la demanda de transporte en las horas punta y racionalizar el uso del coche privado. Este punto aboga por ir difuminando el concepto de “hora punta” y por tanto de la movilidad en estos tramos mediante la regulación de las horas de entrada en los grandes centros atractores, la reducción del tráfico extendiendo las horas punta y una apuesta por el teletrabajo y la jornada continua.

7. Comunicar las medidas a la ciudadanía. La estrategia considera esencial que la ciudadanía conozca estas nuevas pautas a través de campañas publicitarias, nuevas APP de movilidad y con la potenciación de los canales actualmente existentes en el transporte público.

8. Continuar con la senda de planificación sostenible de la movilidad. Finalmente, el Gobierno valenciano afirma que la movilidad sostenible “no se ha acabado”, sino que ha de contonuar en el escenario posterior a la pandemia con nuevas medidas actualmente en estudio y con otras futuras que potencien el transporte público y la movilidad no motorizadas, pero transformadas, como garantía de una mejor calidad del aire y de espacios urbanos y territoriales más saludables y agradables.

En este sentido, la Conselleria de Política Territorial tiene previsto convocar en los próximos días al Ministerio de Movilidad, ayuntamientos, agentes sociales y otras instituciones para “consensuar y detallar” las propuestas de la estrategia, que debe ser “participativa y razonable”, sostiene el documento. 

El conseller España ha insistido en que, desde su departamento, tienen que trabajar "codo con codo con los ayuntamientos para mejorar y garantizar ese transporte público eficiente, con las frecuencias adecuadas y que garantice la seguridad de todos los ciudadanos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento