Tres empresas españolas crean el primer equipo de desinfección de calles y zonas públicas para prevenir el coronavirus

El equipo desinfectante durante las pruebas reales realizadas.
El equipo desinfectante durante las pruebas reales realizadas.
SODECA
El equipo desinfectante durante las pruebas reales realizadas.
SODECA

Cuando se complete la desescalada prevista por el Gobierno el próximo mes de junio, las administraciones deberán tomar las máximas precauciones para evitar que vuelvan a producir contagios de coronavirus en masa. Una de las principales preocupaciones, debe ser cómo abordar la limpieza y desinfección de las calles y otros espacios públicos de la forma más eficiente posible.

Pues ya hay una posible solución al problema. Tres empresas españolas se han unido para diseñar y fabricar el primer equipo con capacidad para realizar labores de desinfección en calles, parques o plazas para prevenir posibles contagios del COVID-19. 

Se trata de DESINFECT-500, un aparato que mediante un sistema de nebulización empujado por aire gracias a unos ventiladores logra desinfectar las superficies de forma rápida y sencilla. Su diseño facilita el transporte en diferentes vehículos (remolques, camiones, pick up, carretillas...) y la realización de la desinfección en poco tiempo ahorrando costes de mano de obra y líquidos.

"Lo más importante es que según la OMS, este tratamiento es eficaz para desactivar el COVID-19", destaca a 20minutos Josep Font, director General de Sodeca, empresa dedicada al diseño y fabricación de sistemas de ventilación, entre otros, y que ha creado este aparato junto a Pideca y Asmitec. 

"El equipo funciona con un generador, por lo tanto se puede usar en cualquier lugar porque es totalmente autónomo. Dispone de una bomba que da presión, un deposito de 500 litros y dos ventiladores que se mueven en forma de vaivén y que hacen dispersar el agua desinfectante que unos aspersores atomizan", explica Font. 

"Cuando los ventiladores están funcionando, la velocidad del aire hace que se disperse el agua desinfectante sobre la superficie a tratar y en caso que haya gérmenes o virus los desactiva deshaciendo la capa proteica de la molécula, evitando así el contagio", añade. 

Un invento desarrollado en diez días

Fuentes de Sodeca señalan que las tres empresas antes mencionadas querían hacer algo para ayudar en la pandemia y se les ocurrió diseñar y fabricar un equipo autónomo de desinfección. En tan solo 10 días tenían listo el aparato, cuyo uso ha sido cedido a los ayuntamientos de la comarca del Ripollès (Girona) para usarlo en todos los pueblos, donde generalmente viven personas de más de 65 años, el colectivo más vulnerable frente al virus. 

"Esta acción solidaria ha generado mucha demanda por parte de otros ayuntamientos no solo a nivel nacional, sino también internacionalmente. Ya hemos tenido pedidos de África", precisan desde Sodeca.

Las mismas fuentes destacan que una vez acabada la pandemia este equipo también se puede usar para otras aplicaciones, como puede ser la eliminación de plagas con utilizando insecticidas. El sistema de nebulización permite dispersar por el aire los insecticidas y llegar a sitios inaccesibles obteniendo resultados en muy poco tiempo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento