Sanchez presiona a Casado y le hace responsable de un rebrote si el PP no apoya prorrogar el estado de alarma

Pedro Sánchez se reúne con Pablo Casado por videoconferencia en torno a los Pact
Pedro Sánchez se reúne con Pablo Casado por videoconferencia en torno a los Pact
Moncloa
Sánchez ha responsabilizado a Casado de un eventual brote de coronavirus si no apoya volver a prorrogar el estado de alarma.

Ofensiva del Gobierno para intentar convencer a los cada vez más numerosos partidos reticentes a prorrogar el estado de alarma. Pero con especial mensaje para el PP, después de la conversación entre Pedro Sánchez y Pablo Casado de la que el presidente ha concluido que los populares no apoyarán la nueva prórroga que se votará este miércoles en el Congreso. Poco después, el ministro de Transportes y número 3 del PSOE, Jose Luis Ábalos, ha responsabilizado directamente a los populares de un eventual rebrote si no se mantienen las actuales restricciones de movimiento.

Sánchez y Casado han hablado este lunes alrededor de una hora y, según ha explicado Ábalos, "parece ser que el presidente de PP le ha dicho al presidente del Gobierno que no va a apoyar esta medida, al menos esa es la interpretación que tenemos".

Tal y como ha explicado Casado este lunes en una entrevista en Onda Cero, para que el PP empiece a plantearse apoyar en esta ocasión la prórroga el Consejo de Ministros deberá aprobar mañana modificar el decreto de estado de alarma del 14 de marzo, de manera que queden desvinculadas de él las medidas de apoyo social, económico y laboral que se han venido tomando desde entonces y que, si no se modifica, decaerán cuando lo haga el estado de alarma.

Además, el líder popular sigue exigiendo que haya test para toda la población y se prorroguen los ERTE más allá del tiempo en el que esté en vigor el estado de alarma, algo que ya negocia el Gobierno con patronal y sindicatos.

El PP, por tanto, pone condiciones para apoyar la cuarta prórroga. Por su parte, Ábalos ha explicado sobre la conversación entre Sánchez y Casado que "el presidente del Gobierno le ha advertido de que esa actitud de no apoyar la prórroga nos puede llevar a un escenario de caos sanitario y económico". A la luz de la conversación este lunes, el ministro y secretario de Orgazación del PSOE ha hecho responsable especialmente al PP de que empeore la situación si no se mantiene el estado de alarma.

Dirigiéndose "especialmente al PP", Ábalos ha dicho que "tendrán que responder ante los ciudadanos si se produce un repunte de los contagios".

"No aprobar un nuevo decreto de alarma es tanto como condenarnos a un caos del que algunos tendrían que hacerse responsables", ha insistido Ábalos, que ha apuntado "presionado" directamente al PP, a pesar de que cada vez son más los grupos que han advertido a Sánchez de que puede que esta vez no voten sí a una nueva prórroga, entre ellos aliados de investidura como el PNV. Por su parte , ERC ha anunciado este lunes su paso de la abstención al 'no', la opción de Vox, JxCAT y CUP desde la última votación. También Ciudadanos se está pensando el sentido de sus 10 votos después de "tender la mano" al Gobierno en su nueva etapa presidida por Inés Arrimadas.

A pesar de que Ábalos ha asegurado que el Gobierno está en contacto con todas as fuerzas políticas, ha insistido en el voto del PP, que no solo ha gobernado y "aspiran gobernar", sino que preside comunidades y ayuntamientos que están gestionando junto al Ejecutivo la crisis del coronavirus. "Algunos tienen una representación testimonial y se amparan en los demás, pueden evitar dar explicaciones, pero esto no es así para quienes gobiernan hoy y aspiran gobernar", ha dicho en alusión  al PP, al que "no se deje arrastrar" por quienes "predican el fin de todo" y "se valen de bulos", ha dicho en referencia velada a Vox.

Abstención del PP

El Gobierno ha lanzado estas advertencias al PP tras la conversación de este lunes entre Sánchez y Casado en la que, sin embargo, todavía no está claro qué votarán los populares el miércoles. Si Casado se niega a apoyar la cuarta prórroga aún le quedan las opciones de votar no o de abstenerse, lo que haría variar de manera muy evidente el margen político con el que cuenta el Gobierno en el Parlamento.

El PP no lo ha aclarado este lunes y Ábalos tampoco lo ha hecho, aunque ha descartado que Casado "vaya de farol" y se vaya a abstener en lugar de votar no. "No creo, es un tema tan serio que no se puede ir de farol, Son momentos tremendamente duros como para que alguien se pueda permitir plantear esto como una jugada política".

Aunque así fuera, Ábalos ha considerado que la abstención tampoco es una opción para un partido de gobierno como el PP. "Se puede abstener alguien que no se siente comprometido con la gobernanza, sino que entre sus fines políticos esté el caos, pero el PP no, no solo porque ha gobernado y puede gobernar, sino porque ya está gobernado esta pandemia en coordinación con el Gobierno central", ha dicho el ministro.

No hacer experimentos

A la espera de saber qué votarán el PP y otros grupos y precisamente para incidir en la importancia de mantener el estado de alarma tal y como se configuró en el decreto del 14 de marzo, Ábalos y, a su lado, el ministro de Sanidad han insistido en que es "imprescible" mantener el estado de alarma que Salvador Illa ha apuntado que deberá prolongarse "hasta que sea necesario, hasta que los datos epidemiológicos nos muestren que ya no es necesaria".

El Gobierno reitera que es el instrumento jurídico que ha funcionado para frenar la pandemia e Illa ha pedido este lunes "no hacer experimentos" dejándola caer o buscando otras fórmulas.

En este sentido, Ábalos ha descartado la sugerencia que horas antes ha hecho Casado en una entrevista para sustituir el estado de alarma por otra ley, como la Ley de Seguridad Nacional o de Salud Pública, debido a que la lucha contra el Covid-19 comporta restricciones al libre movimiento que deben tener un firme sustento constitucional. 

"No hay leyes ni normas de segundo orden que puedan hacer algo como limitar la circulación de personas", ha dicho el ministro de Transportes, que también ha desechado la exigencia del PP de desvincular el estado de alarma de las medidas económicas y sociales. Para el Gobierno, este lunes sigue siendo imprescible mantener el estado de alarma porque de él dependen todo el abanico de "medidas de amparo social", ayudas a trabajadores, empresas o población más vulnerable.

"No hay ningún otro plan ni alternativa y tampoco la hemos escuchado a quien pretende poner fin al estado de alarma", ha reiterado Ábalos. "Qué otra alternativa hay si no es el caos y el desorden", ha remachado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento