Un nuevo equipo relevará toda la plantilla de la residencia de Valls donde hay un brote de coronavirus

La residencia Ballús de Valls, donde hay diez casos confirmados de coronavirus.
La residencia Ballús de Valls, donde hay diez casos confirmados de coronavirus.
ACN

Un nuevo equipo integrado por unas treinta personas suplantará la plantilla íntegra de la residencia de abuelos Ballús de Valls ,donde se han confirmado diez casos positivos de coronavirus. La Fundación Vilaniu, vinculada en el Ayuntamiento de Valls, se apresura a contratar este renovado equipo asistencial de profesionales, que se prevé completar en las próximas horas, en una intervención dirigida desde la Generalitat ante la gravedad de este brote

Las medidas preventivas aplicadas en este geriátrico se han extremado: se desinfectará diariamente el edificio, de tres plantas, y todo su perímetro. En la planta baja, donde acostumbraban a sentarse los abuelos, no se ve a nadie. Por su parte, la comida vendrá del servicio de catering del Pius Hospital de Valls, que se servirá en bandejas desechables.

El anterior equipo, apartado en bloque

Todo el personal anterior que hasta ayer trabajaba en la residencia ha sido apartado en bloque y se mantiene de baja. El centro, con unos sesenta usuarios, fue intervenido este miércoles al confirmarse diez casos de coronavirus -ocho residentes, una doctora y una enfermera-. Fuentes municipales reconocen que algunos de los abuelos infectados presentan un estado grave. La prioridad es atender todos los usuarios y contener el episodio para que no se propague al exterior.

En este dispositivo que se intenta cerrar, por un lado se contrata personal asistencial, como cuidadores, enfermeros, servicio de limpieza y lavandería, que representa el gran grosor de la plantilla. Por otro lado, también se aporta el equipo médico del CAP Doctor Sarró de Valls -doctor y enfermería-. Todo este nuevo equipo dormirá en un hotel de la ciudad y se desplazará hasta la residencia en autobús, que se desinfectará en cada viaje.

Llamamiento a la solidaridad

Una de las profesionales de la residencia Alt Camp, que forma parte de la Fundación Vilaniu, y que desde miércoles se ha ido desplazando al centro Ballús para echar una mano, ha explicado que tres trabajadores han cubierto el turno de la noche y que, durante la jornada de este jueves, serán cuatro las personas que atenderán los usuarios de la residencia.

Ante esta situación, esta profesional ha hecho un llamamiento a la solidaridad y ha pedido a todas aquellas personas que están en las bolsas laborales que acepten el trabajo y los ayuden a superar esta emergencia sanitaria. A primera hora de esta mañana, se han proveído de productos de limpieza y restaban a la espera del servicio de lavandería.

Los profesionales del centro están preocupados porque la cifra de diez casos confirmados podría aumentar, puesto que, según dicen, no tienen tests para comprobar si el resto de abuelos están contagiados. Desde el centro incluso se solicitó ayuda al ejército. En Valls hay tres residencias más, y hasta el momento no se ha detectado ningún otro positivo en Covid-19.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento