Sánchez pide el apoyo del Congreso a su gestión contra el coronavirus sin una autocrítica directa a sus decisiones

La crisis sanitaria del Covid-19 que atravesamos es extraordinaria y el pleno de este miércoles en el Congreso de los Diputados también lo va a ser. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparecerá a partir de las 9 de la mañana ante un hemiciclo casi vacío -se espera poco más de una veintena de escaños ocupados para evitar más contagios-.
La crisis sanitaria del Covid-19 que atravesamos es extraordinaria y el pleno de este miércoles en el Congreso de los Diputados también lo va a ser. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparecerá a partir de las 9 de la mañana ante un hemiciclo casi vacío -se espera poco más de una veintena de escaños ocupados para evitar más contagios-.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece en el Congreso para explicar las medidas puestas en marcha ante la crisis del COVID-19.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido este miércoles el apoyo de todos los grupos del Congreso a su gestión frente a la epidemia del coronovirus, en la que "lo más duro está aún por llegar". Lo ha hecho ante un Pleno casi desierto en el que ha explicado los dos reales decretos ley con medidas económicas, sociales y laborales y de declaración del estado de alarma para paliar una situación en la que ha evitado hacer autocrítica por haber tardado en reaccionar, más allá de referirse a una falta de previsión, por desconocimiento, que también ha afectado a Francia, a China o hasta la Organización Mundial de la Salud (OMS). Para cuando la crisis termine, Sánchez ha anunciado que llevará al Congreso una propuesta de Presupuestos "extrasociales" y que estudiará como reforzar el sistema público de salud.

En términos generales, los grupos parlamentarios presentes han dado su apoyo al Gobierno en estos momentos críticos, aunque en algunos casos aplazando la petición de responsabilidades para cuando sea el momento. Lo han hecho en un Pleno mermado por las precauciones sanitarias frente al coronavirus, en el que han estado presentes 42 personas entre diputados, funcionarios y personal auxiliar y en el que no se han votado los reales decretos.

"La pandemia del Covid-19 ha desbordado las previsones de todos, empezando por la Organización Mundial de la Salud (OMS)", ha afirmado Sánchez, que se ha referido al "sesgo de restrospectiva", aquel que nos lleva a pensar que las cosas se podrían haber hecho mejor una vez que han ocurrido, para referirse a cómo actuó y cómo habría actuado China o a que quizá Francia no habría celebrado la primera vuelta de sus elecciones municipales si hubiera sabido que iba a tener que aplazar la segunda.

"Es obvio que con lo que sabemos hoy el mundo no hubiera actuado de la misma forma ayer. Es obvio que si China hubiese conocido las consecuencias del brote hubiese actuado de distinta manera. Es obvio que Francia no hubiera mantenido la primera vuelta de las elecciones locales si hubiera sabido que debería cancelar la 2ª vuelta dos días después", ha expuesto.

Sin mención alguna a la manifestación del 8-M, cuya suspensión pesa como una losa sobre las decisiones que debería haber tomado el Gobierno, Sánchez ha explicado que "se decretó el estado de alarma cuando se tuvo la certeza de que resulta imprescindible y solo entonces. Porque los derechos que restringe y los bienes que pone en juego son suficientemente valiosos como para ser preservados hasta el último instante".

A pesar de esto, Sánchez ha advertido a los grupos parlamentarios que "a veces nos podemos confundir al elegir a nuestro enemigo, pero el de todos nosotros está claro, es el virus al que tenemos que hacer frente"

Tras empezar en una fase de "contención", que pasó a ser de "contención reforzada", Sánchez ha explicado a sus señorías que nos encontramos ahora en una fase de "mitigación", en la que todavía no se ve en el horizonte el momento en el que la curva de los contagios empezará a descender.

Para eso, ha advertido de que "lo más duro está todavía por llegar, cuando el sistema reciba el impacto mayor del número de personas afectadas, cuando se acumulen los días de aislamiento y se haga evidente el impacto de la economía", que, ha dicho, ya se nota y justifica las medidas adoptadas en el decreto que aprobó este martes el Consejo de Ministros. Este miércoles ha quedado convocado otro Pleno del Congreso para el 25 de marzo, en el que los diputados votarían una extensión del estado de alarma "en caso" de que el Gobierno así lo haya solicitado.

Estas medidas, unidas al primer paquete de ayudas que aprobó la semana anterior, buscan paliar los "serios efectos" que Sánchez ha asegurado que tendrá la pandemia "sobre la economía y el empleo". Las ayudas, de hasta 200.000 millones de euros que se han movilizado, buscarán "sostener" economía y empleo durante el tiempo que dure la crisis, que el Gobierno espera que sea corto, con "una recuperación rápida" y no un "estancamiento".

No confundir al enemigo

"Llamo a la unidad política", ha reiterado Sánchez para hacer frente al coronavirus que "no respeta partidos, ni colores ni ideas ni fronteras, es un enemigo de todos". Por eso, ha pedido a los partidos a "superar sus desacuerdos para unir fuerzas en una batalla como la que libramos", que "nos reconcilia con el ejercicio de la política en su más alta y noble expresión".

El Congreso, llegado el caso, deberán aprobar una prórroga del estado de alarma "en caso de que  que fuera necesarios", ha dicho Sánchez este martes, rebajando un poco la casi seguridad con la que hace unos días en su Gobierno se contemplaba la necesidad de prolongarlo durante más de 15 días. 

El presidente ha deseado de los partidos la misma buena colaboración que este martes ha querido reconocer expresamente a "todas" las comunidades autónomas y entidades locales. Según ha explicad, la conferencia de presidentes autonómicos por videconferencia que se celebró el domingo pasado -que reunió "a todas las comunidades autónomas por primer vez desde 2019", ha subrayado sobre un órgano del que suelen ausentarse Cataluña y el País Vasco- tendrá "periodicidad semanal", lo que incluiría también al presidente catalán, Quim Torra, que ha criticado que el Gobierno asuma la autoridad sobre la gestión del coronavirus y no permita cerrar las empresas en Cataluña.

Invertir en el Estado del bienestar

"No somos rivales, no somos adversarios, somos representantes de los ciudadanos", ha dicho Sánchez a portavoces de distintos partidos, ante quienes ha expuesto también sus planes para cuando remita la pandemia. Ante grupos  como el PP que defienden bajar los impuestos y partidos que, como Vox, abominan del peso del Estado, Sánchez ha expuesto un plan para reforzar el Estado del bienestar, especialmente el sistema sanitario, a través de un sistema fiscal "justo", que para el Gobierno consiste en que contribuyan los que más tienen.

"No podemos seguir ignorando que una buena sanidad requiere el uso racional de los recursos, pero también solo puede proveerlo un sistema fiscal justo", ha dicho. "Cuando llega una emergencia como esta, nos damos cuenta de las carencias. Debemos invertir en más Estado del bienestar, más seguridad y más proteccón colectiva",  ha insistido Sánchez, que ha anunciado que cuando la emergencia quede atrás creará una "comisión de estudio" sobre cómo se puede reforzar el sistema sanitario y también llevará al Congreso unos Presupuestos Generales del Estado que serán "extrasociales" y cuyo apoyo ha pedido este martes al Congreso.

Entre los "ajustes necesarios " del Estado del bienestar que quiere estudiar, Sánchez se ha detenido este martes en el sistema de dependencia, donde "nunca a dejado de haber listas de espera" o "personas fallecidas sin que se resolviera su solicitud", con "deficiencias" que se ven ahora especialmente. Se ha comprometido a "perfilar" la ley de Dependencia en esta legislalura.

"Reforcemos nuestro Estado del bienestar, el bien más precioso que poseemos en nuestro país", ha pedido Sánchez este martes en el Congreso.

Apoyo generalizado

Salvo Vox, el resto de grupos parlamentarios presentes en el Pleno han dado su apoyo al Gobierno en estos momentos críticos, aunque en algunos casos aplazando la petición de responsabilidades para cuando sea el momento. Tiempo habrá de dirimir retrasos, negligencias y responsabilidades", ha dicho el líder del PP, Pablo Casado, que en un discurso trufado de citas de Winston Churchill- primer ministro británico durante la II Guerra Mundial-, ha dicho a Sánchez que "no está solo en la batalla, puede contar con el apoyo de la oposición y del PP".

En su réplica, Sánchez ha agradecido a Casado el apoyo de su grupo y le ha pedido "que siga compartido con el Gobierno, que también es el suyo, propuestas e iniciativas. Las estudiaremos y si son adecuadas no tendremos  ningún empacho en incorporarlas".

Grupos como PNV, Más País y Compromís o Unión del Pueblo Navarro han apoyado también las medidas de Sánchez, que les ha agradecido "el tono". El presidente ha tenido un agradecimiento especial "por la coordinación y la unidad de acción". "Creo que tenemos que seguir remando juntos", ha dicho Sánchez al portavoz morado, Pablo Echenique.

Por el contrario, el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha acusado al Gobierno de "fallar a los españoles" y ha espetado a Sánchez que "no saben de sanidad ni de economía". En su respuesta, Sánchez ha celebrado el "canal abierto" de comunicación que ha abierto también con este grupo con motivo de la crisis del coronavirus, que les ha emplazado a mantener abierto.

Además de una "pronta recuperación" los dirigentes ultras afectados, ha esperado que la pandemia sirva para que los políticos de Vox "piensen en la la importancia de la palabra de nuestros científicos o que agradezcan la labor de la doctora que les atiende, tenga el color de piel que tenga".

Como señal de lo excepcional de la situación y frente al apoyo del PP, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha sido especialmente crítico este martes con el presidente y su gestión, tras la práctica desaparición de las críticas hace apenas unas semanas en lo tocante a la negociación entre el Ejecutivo y los independentistas.

Este martes, Rufián ha acusado de "incompetencia" al Gobierno por no acceder al "confinamiento territorial" en el que insiste el presidente de la Generalitat, Quim Torra, "Llegaron ustedes tarde al confinamiento territorial, y ahora están llegando tarde y mal al confinamiento individual... ¿resultado? 500 muertos. Hace una semana eran 200", ha espetado a Sánchez.

No todos los partidos han estado presentes en el Pleno. Ciudadanos rechazó asistir por motivos sanitarios y al negárseles la posibilidad de intervenir por videoconferencia. Tampoco lo han hecho JxCAT o Bildu.

23 diputados y una señora de la limpieza

Esta organización acordada en la Mesa de la Cámara levantó críticas, tanto por quienes quisieron acudir en mayor número, como el PP, que ha tenido finalmente cinco representas, como seis han ido por parte del PSOE 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento