Hacienda descarta ayudar a las empresa hasta ver si el coronavirus se prolonga en el tiempo

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
EFE

Los casos de coronavirus aumentan todos los días y empresas, trabajadores y autónomos empiezan a prepararse para afrontar la crisis sanitaria, pero el Gobierno no aprecia de momento más que un efecto “poco significativo” sobre la economía y estudia medidas, aunque reclama "cautela" por ahora no piensa tomar ninguna decisión“Estamos preparándonos por su hubiera que tomar medidas”, han señalado este miércoles fuentes del Ministerio de Economía.

Una de ellas serían las ayudas a las empresas, algo que ya ha hecho Italia -el país europeo más afectado por el brote de coronavirus- pero que en España aún son solo una posibilidad que no está aún sobre la mesa.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado este miércoles en el Senado que el Ejecutivo estudiará conceder "ayudas fiscales" a las empresas, pero solo si la crisis del coronavirus se prolonga en el tiempo.

Pero no parece inmediato, ya que la ministra ha dicho que "todavía no podemos hablar de que se note en el funcionamiento habitual de la economía".

Flexibilidad presupuestaria

En caso de que finalmente el Gobierno active un programa de ayudas fiscales para la empresas, quizá tendría también que echar mano de la herramienta comunitaria que este miércoles el Eurogrupo ha recordado que que existe para casos como el actual, en el que un acontecimiento "sobrevenido" escapa al "control de los Gobiernos.

La vicepresidenta tercera y ministra de Economía, Nadia Calviño, ha participado  en una reunión a distancia del Eurogrupo -ampliado a los países de la UE que no tienen el euro como moneda-, que ha constatado que los Estados miembros pueden  acogerse a la claúsula que contempla el Pacto de Estabilidad y Crecimiento para hacer frente a situaciones extraordinarias como la que los ministros ha coincidido en que ha planteado el coronavirus.

En esta situación, la Comisión Europea permitiría que los países gasten más de lo previsto y que engorden por ello su déficit público, de manera temporal para hacerla frente. En rueda de prensa desde Lisboa al término del Ecofín a distancia, su presidente, Mário Centeno, ha asegurado que la UE está preparada para tomar más medidas, incluidas de tipo fiscal donde sea apropiado para apoyar el crecimiento

“Nuestras reglas fiscales contemplan flexibilidad para atender acontecimientos inusuales fuera del control del gobierno”, ha dicho el también ministro portugués de Finanzas. Se refería a la cláusula del Pacto de Estabilidad y Crecimiento que intenta mantener a rajatabla el déficit y deuda públicas que permitiría a los Estados miembros una “desviación temporal” de sus planes de ajuste presupuestario. En el caso presente, sería para dedicar recurso a paliar la crisis por el coronavirus y solo de manear temporal.

El Gobierno estudia medidas

Sin embargo, esta es una medida que de momento contempla el Gobierno español, que reclama "cautela" porque admite que no se puede saber cómo va a evolucionar la situación, por ahora no contempla acogerse a la posibilidad. 

En la reunión con sus colegas europeos, Calviño se ha limitado a explicar que el Ejecutivo sigue evaluando la situación “para poder actuar con rapidez”, según han dicho fuentes de su departamento después.

De momento, el Gobierno no precisa qué tipo de medidas se tomarían ni qué acontecimiento las desencadenaría y en el Ministerio de Economía se han limitado a apuntar que "si hubiera algún cambio [en la situación], estamos preparados para que la reacción sea rápida”.

“Estamos preparándonos por su hubiera que tomar medidas”, han señalado fuentes del Ministerio de Economía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento