La extrema delgadez de las modelos del desfile de Gucci en la Semana de la moda de Milán desata la polémica

Bella Hadid ha sido muchas veces el foco de atención por su extrema delgadez.
Bella Hadid ha sido muchas veces el foco de atención por su extrema delgadez.
GTRES

Aunque el coronavirus haya acaparado todas las noticias de la Semana de la moda de Milán, no ha sido lo único reseñable del gran evento. Elisa D'Ospina, una modelo de talla grande, al ver el evidente infrapeso de las modelos de Gucci, lanzó una petición para que se regule el peso mínimo: "somos mujeres, no maniquíes", escribía en su blog.

La modelo que desató la indignación de Elisa tenía como medidas una 81-63-79 y una talla 34. Su aparición también provocó muchas críticas en el público, buscando también medidas que regulen el peso y talla de las modelos.

La modelo que inició la polémica por la regulación de las tallas en la pasarela.
La modelo que inició la polémica por la regulación de las tallas en la pasarela.
EFE

"¿Conocen una talla 34? Es inadmisible proponer un modelo con medidas impugnadas. Creo que sería apropiado firmar un documento en el que todas las casas de moda se comprometan a no volver a utilizar a personas que obviamente tienen bajo peso. También solicito la presencia de personal competente que se ocupe de los trastornos alimenticios para evaluar la idoneidad de los casos sospechosos", escribía la modelo curvy en la petición de Change.org que ya acumula más de 25.000 firmas.

En 2017, algunas firmas de alta costura como Gucci, Dior, Bottega Veneta, Louis Vuitton, Yves Saint Laurent, Fendi, Givenchy o Loro Piana se sumaron a un código común de autorregulación para garantizar el bienestar de los modelos sobre la pasarela, pero claro está que fue una medida insuficiente y todavía siguen desfilando modelos con infrapeso.

También hubo modelos muy delgadas en la Semana de la moda de París. Desfile Giambattista Valli.
También hubo modelos muy delgadas en la Semana de la moda de París. Desfile Giambattista Valli.
JULIEN DE ROSA/EFE

Se lleva luchando desde hace años contra la tiranía de las escuálidas medidas que exigen los diseñadores. Hasta hace unos años muchas modelos eran despedidas por tener una talla 36 al considerarlas "gordas", como fue el sonado caso de Ulrikke Hoyer, a la que Louis Vuitton obligó a alimentarse solo de agua y la despidió 24 horas antes del desfile.

Ver esta publicación en Instagram

I just returned from Tokyo/Japan, where Louis Vuitton held a beautiful cruise show in Kyoto, I just never made it to Kyoto cause I was canceled for the show due to being ‘too big’. (I’m a size 34-36) Ashley Brokaw’s caster Alexia had said that there had been some problems during the fitting. According to her I had “a very bloated stomach”, “bloated face”, and urged me to starve myself with this statement “Ulrikke needs to drink only water for the next 24 hours”. I was shocked when I heard it. I woke up at 2am and was extremely hungry. The breakfast started at 6:30am – I had the absolute minimum. I was afraid to meet Alexia so my luck she didn’t arrive until 8am, when my plate was taken off the table. She said good morning to me and the other girls and looked at me, then down on my non-existent plate and up at me again. She was checking if I had been eating food. At 7pm my mother agent from Denmark called my to tell the sad news that Louis Vuitton had chosen to cancel me from the show without the refitting and that I was going to be sent back home. Not only did I have a belly, my face was puffy now also my back was a problem. I am glad I’m 20 years old with an elite sports background and not a 15 year old girl, who are new to this and unsure about herself, because I have no doubt that I would then have ended up very sick and scarred long into my adult life. TO READ THE FULL STORY CLICK IN MY BIO!!!!!!! #LVCruise2018 #mistreatmentofmodels #AshleyBrokaw #thefutureisfemale #sowhyeatingdisorders #youknowitstrue #shareifyoucare #jamespscully

Una publicación compartida de Ulrikke Hoyer (@ulrikkehoyer) el

Otro caso muy sonado fue cuando Ralph Lauren retocó tanto a una modelo que uno de los comentarios que recibió fue: "Tío, su cabeza es más grande que su pelvis". La modelo Filippa Hamilton, que luce más sana en la vida real, fue despedida a los pocos meses por "gorda". "Me dijeron que me echaban porque tenía sobrepeso y ya no me quedaban bien sus prendas", explicó al periódico New York Daily News mientras también decía su peso: 54,4 kilos.

La modelo Filippa Hamilton, <a href="http://www.20minutos.es/noticia/538570/0/ralph-lauren/modelo-foto/muy-delgada/" target="_blank">muy adelgazada con Photoshop</a> para una campaña de Ralph Lauren por la que la firma tuvo que disculparse.
La modelo Filippa Hamilton editada a la izquierda y su aspecto más real a la derecha.

Uno de los gigantes de la moda que se negaba a confeccionar ropa más grande que una 38 porque no "diseñaba para mujeres con sobrepeso", fue Karl Lagerfeld. El fallecido diseñador de Chanel afirmaba que las mujeres con curvas deben estar fuera de las pasarelas, ya que "nadie quiere ver una mujer curvilínea" y que "todos esos que critican a las modelos por aparecer huesudas o anoréxicas son las típicas madres gordas que se sientan en el sofá todo el día comiendo patatas fritas".

La modelo Lily Rose Depp es conocida por desfilar para Chanel.
La modelo Lily Rose Depp es conocida por desfilar para Chanel.
GTRES

La presión de las modelos por estar delgadas puede llevarlas incluso a la muerte, como le pasó a Luisel Ramos, de 22 años. La chica se sintió indispuesta tras desfilar en la pasarela, se desmayó camino a los camerinos y falleció pese a que recibió atención médica. Su padre dijo a la policía que la chica llevaba varios días sin comer. 

Después de la mala imagen que estaba dando el mundo de la moda, decidió reinventarse e incluir a mujeres con unas medidas más normales, aprovechando todo el movimiento body positive que ya habían empezado las modelos curvy mucho tiempo antes.

Victoria's Secret decidió contratar como modelos de talla grande a Barbara Palvin y Lorena Durán. Una noticia aparentemente positiva y que mostraba un gran avance, pero cuando se supieron las medidas de las modelos, todo se volvió en contra de la marca de lencería.

Barbara Palvin mide 1,75, pesa 55 kilos y Victoria's Secret la presentaba como un ejemplo de diversidad y aceptación de cuerpos más grandes. "Si ella es talla grande, yo soy del tamaño del camión", bromeó una persona.

Lorena Durán ha sido la última que ha ecandalizado a las redes por su denominación de talla grande. "Así es Lorena Durán, la nueva modelo curvy española de Victoria's Secret", decía el artículo que presentaba a la modelo. Aunque tiene unas medidas más grandes que las anteriores ya que ronda una talla 42-44, ha indignado que la llamen modelo plus size.

Todavía el mundo de la moda tiene que evolucionar un poco y abrirse a la verdadera diversidad. Si modelos como Cindy Crawford, Gisele Bündchen o Cara Delevingne hubieran aceptado las críticas de los diseñadores de sus físicos, la moda habría perdido a grandes rostros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento