El sindicato inquilino, tras el expediente de la CNMC a siete portales inmobiliarios: "Que redunde en más transparencia"

Anuncios de viviendas en venta y alquiler.
Anuncios de viviendas en venta y alquiler.
JORGE PARÍS

Pactar precios en el sector de la vivienda para encarecerlos. Ese es el motivo por el que la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha abierto un expediente sancionador contra siete portales inmobiliarios, entre los que se encuentran Idealista y Look & Find. Esta decisión ha sido muy bien recibida por las asociaciones de inquilinos, que celebran que "por fin se ha hecho justicia".

Así lo entiende Jaime Palomera, portavoz del Sindicat de llogateres i llogaters (Sindicato de inquilinas e inquilinos) de Cataluña, que explica que desde la organización llevan tiempo denunciando cómo estas empresas "encarecen artificialmente" los precios y ve en esta decisión de la CNMC una oportunidad de lograr más "transparencia y regulación" en el sector.

Este doctor en Antropología Social especializado en Economía Política y Vivienda considera que esta medida de Competencia "lanza un mensaje muy claro" y puede contribuir a acabar con la falta de información pública sobre el mercado inmobiliario. En este sentido, expone que son las Administraciones públicas quienes deben manejar estos datos y reclama la creación de observatorios autonómicos y municipales que se encarguen de gestionarlos.

"Estos datos no pueden estar en manos de empresas privadas como estas, que son opacas. Tienen que publicarlos observatorios municipales", exige Palomera, que denuncia que no se debe dejar la información del mercado "a unos operadores que tienen tantos intereses" y que no proporcionan "indicadores neutrales". 

En esta línea, carga también contra las agencias inmobiliarias y su papel como intermediarias entre el arrendador y el inquilino, y demanda una mayor presencia de lo público en este contexto, con organismos municipales que hagan labores de arbitraje. "En el acceso a la vivienda muchas veces se vulneran derechos, como discriminación por motivos de origen", recalca.

No obstante, no es su única reivindicación y espera que este "aviso a navegantes" de la CNMC sirva de punto de partida para llegar al fondo de la cuestión y se analice también cómo se construyen los algoritmos utilizados por estas plataformas investigadas.

"Especulación generalizada" y "efecto contagio"

Esta gestión pública de la información sobre el mercado inmobiliario de la que habla Palomera es una realidad, informa, en Euskadi y en Cataluña. Esta última cuenta con el Observatorio Metropolitano de la Vivienda, relata, que trabaja con los datos procedentes de las fianzas depositadas en el registro al firmar un contrato de alquiler.

"Proyecta una expectativa de rentabilidad muy elevada que acaba convirtiéndose en una profecía autocumplida"

Es este organismo, detalla, el que ha permitido detectar que, en estas plataformas, los ofertantes marcan "unos precios muy por encima de los que se terminan firmando" que animan a otros anunciantes a seguir subiendo en una "especulación generalizada". Y este "efecto contagio", añade, redunda en un encarecimiento en el sector.

"Lo que hacen estas empresas es proyectar unas expectativas de rentabilidad muy elevadas que acaban convirtiéndose en una profecía autocumplida", se lamenta.

Constreñidos a aceptar las subidas de alquiler

Esta situación del mercado, resalta Palomera, está afectando a un gran número de ciudadanos, que deben asumir esa subida de los precios y aceptar alquileres sobredimensionados para no renunciar a la vida que han construido. "La vivienda no es solo el lugar donde habitas, es donde está el colegio de tu hijo o donde tienes cerca familiares que te ayudan a cuidar de él", argumenta.

Esta dificultad de los inquilinos para mudarse es lo que lleva a muchos de ellos a aceptar incrementos en el precio, abunda el portavoz del sindicato. "Cambiarse de casa no es como cambiarse de smartphone. Si el propietario se contagia de estas subidas, no es tan fácil encontrar una alternativa", señala.

"Miles de personas padecen subidas absolutamente descabelladas por viviendas que siguen igual que hace diez años. La casa no ha cambiado, pero tú pagas 800 euros más que antes", critica.

Quejas de los propietarios

Palomera arremete también contra ciertas prácticas de algunas de estas plataformas, como Idealista, de quien critica el uso "propagandístico" que hace de su sección de noticias. Asimismo, denuncia que el portal inmobiliario llegó a crear "un buzón en el que animaba a denunciar al sindicato de inquilinos por prácticas de acoso".

También apunta el experto que en el sindicato han recibido quejas de los propietarios de viviendas por no poder fijar el precio que deseaban por ser más bajo que el sugerido por la plataforma o por no subirlo suficiente. "Hemos recibido estas denuncias, aunque no hemos llegado a constatarlo", explica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento