ERC se alinea con Torra y rechaza tratar en la mesa los 44 puntos de Sánchez

  • La portavoz Marta Vilalta insiste en que el órgano está creado "ad hoc" para negociar sobre "el conflicto político".
  • Las propuestas de Sánchez sobre financiación o política social pueden abordarse en "los Presupuestos" o las "leyes", dice ERC.
La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, en rueda de prensa el 3 de febrero de 2020.
La portavoz de ERC, Marta Vilalta, en una imagen de archivo.
EUROPA PRESS

La mesa de negociación entre el Gobierno y la Generalitat debe servir exclusivamente para buscar soluciones a la crisis territorial. Así de claro lo dejó este jueves ERC, en la misma línea en la que lo hizo horas antes el president catalán, Quim Torra, tras la reunión que mantuvo con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Un encuentro en el que el líder del Ejecutivo planteó un documento de 44 propuestas sobre financiación autonómica o política social que los republicanos solo se plantean abordar en otros foros.

El primer obstáculo que temía ERC, que la mesa de negociación se fuera al traste a las primeras de cambio por la posición beligerante de Torra, se ha evitado, y los republicanos se felicitaron este jueves por boca de su portavoz, Marta Vilalta, de que vaya a seguir "adelante". Pero ERC recordó también que la mesa está creada "ad hoc" para negociar sobre "el conflicto político que existe entre Cataluña y el Estado español".

"El resto, las 44 propuestas históricas que se han vuelto a poner sobre la mesa, son cosas que se tendrían que haber hecho" ya y que pueden abordarse en "los Presupuestos", las "leyes" o "la comisión" entre Gobierno y Generalitat recogida en el Estatut, zanjó Vilalta. Y el portavoz de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, fue aún más claro: "Cuando el Estado diga financiación autonómica, o becas, nuestra respuesta debe ser amnistía y autodeterminación".

Y es que, una vez se ha acordado que la mesa eche a andar, ERC ha pasado de defender su existencia frente a un Torra que se mostró reacio a ponerla en marcha a preparar su posición de partida en la negociación. Una postura que –al menos de inicio– es la misma que la del president: la exigencia de un referéndum de independencia y una amnistía para los políticos presos. Una postura que Vilalta definió como un "consenso de país".

Por el contrario, ERC evitó defender ayer la presencia de un relator como una condición imprescindible para el diálogo. Torra apuesta por esta opción, pero Sánchez la rechaza. Y Sabrià sostuvo que a ERC le "gustaría" que hubiera "un mediador, pero tampoco puede ser la excusa para dejar de hablar", a pesar de que los republicanos votaron a favor de una moción de JxCat en el Parlament en el que se exige, precisamente, la presencia de un mediador internacional en la mesa de negociación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento