Ayuso advierte a Vox de que no negociará la aprobación del pin parental a cambio de su apoyo a los presupuestos

  • La presidenta regional ha negado que en Madrid exista adoctrinamiento en los centros educativos.
La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.
La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.
Comunidad de Madrid

Isabel Díaz Ayuso ha roto este martes la línea oficial del Partido Popular sobre el pin parental, convirtiéndose en la única dirigente autonómica del partido en rechazarlo abiertamente.

Con los presupuestos de la Comunidad en el aire y dependientes de Vox, la presidenta regional ha advertido a la formación liderada por Rocío Monasterio de que no intercambiará su apoyo a las cuentas autonómicas por la aprobación del veto parental en los centros educativos.

"Ya acordamos que las familias podrían tener, a principio de curso, las actividades extracurriculares para que los padres decidieran si sus hijos iban a ese centro o a otro", ha declarado Ayuso en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno. "Esto ya se está haciendo y cualquier otra petición se queda al margen del acuerdo de investidura".

PP y Ciudadanos firmaron un acuerdo de gobierno de coalición en la Comunidad el pasado verano que incluía garantizar "la libertad de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones morales" y que sirvió para obtener el apoyo de Vox en la investidura de Ayuso.

Condición para el apoyo de Vox

Ahora, Monasterio exige, para que su formación dé apoyo a los presupuestos, la aprobación del llamado pin parental, una medida que da a los padres la capacidad de excluir a sus hijos de determinadas actividades extracurriculares, como charlas sobre violencia de género o educación sexual.

Vox ya condicionó su apoyo a los presupuestos de la Región de Murcia a que el Gobierno autonómico de PP y Cs incluyera el pin parental, que ya se ha empezado a aplicar en la Región.

La medida, defendida por Vox a nivel nacional, ha sido recibida positivamente por la dirección nacional del PP. El presidente popular, Pablo Casado, declaró este fin de semana que el pin parental "está bien", pero que "no descubre la pólvora" y el lunes defendió que se trata de una cuestión de "libertad frente a adoctrinamiento".

Ayuso ha tomado este martes un camino diferente al de la dirección de su partido y respaldó de esa forma al consejero regional de Educación, Enrique Ossorio, que ha rechazado en varias ocasiones esta medida calificándola como un “ataque a la autoridad de los profesores”.

"Los pactos están para cumplirse"

En lo que sí se ha mantenido cercana Ayuso al discurso oficial del partido fue en culpar al Gobierno de Pedro Sánchez de utilizar el asunto para generar un debate “estéril”.

"No voy a revertir la política educativa de la Comunidad porque la ministra [de Educación, Isabel] Celaá, quisiera tener una rueda de prensa divertida el viernes", ha asegurado la popular en referencia a las declaraciones de Celaá en las que defendió que "los hijos no pertenecen a los padres".

La firme oposición de Ayuso al pin parental pone la negociación presupuestaria ante un previsible punto muerto. La presidenta se mostró, no obstante, optimista y dijo estar "convencida" de que los presupuestos saldrán adelante.

"No parece lógico que unos presupuestos de más de 20.000 millones se vean prorrogados por un tema inexistente", ha declarado Ayuso, que se ha mostrado tajante sobre el compromiso alcanzado en verano con Vox. "Los pactos están para cumplirse. Vox decidió sacar el pin parental [de la negociación] y por eso alcanzamos un acuerdo de gobierno".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento