Así vigilará la DGT si tienes la ITV en vigor: treinta lectores comprobarán automáticamente las matrículas

  • Además, agentes de Tráfico comprobarán las condiciones de los vehículos en controles.
  • ​No tener la ITV al día puede conllevar una multa de 200 euros.
Lector de matrículas de la DGT.
Lector de matrículas de la DGT.
DGT / TWITTER

La DGT, en su calendario de campañas anuales, incluye una exclusivamente dedicada a comprobar las condiciones en las que se encuentran los vehículos que circulan por carretera y, más en concreto, si la ITV está en vigor.

Se trata de un objetivo importante para Tráfico, ya que el parque automovilístico español está particularmente envejecido: según Faconauto, la patronal de concesionarios, la edad media de los coches españoles es de 12,3 años. La DGT resalta que, estadísticamente, un coche con 10-15 años tiene el doble de posibilidades de verse envuelto en un siniestro que uno con menos de cinco.

Por ello, y aunque los coches más viejos ya son más peligrosos en si mismos (debido a que carecen de muchos de los sistemas de seguridad que son comunes en los vehículos más modernos) es especialmente importante vigilar que todo esté en correcto funcionamiento, tal como acredita la obligatoria Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

¿En qué consistirá la campaña de vigilancia?

La campaña estará en marcha durante la semana del 22 al 26 de enero. En buena parte, se basará en comprobaciones que puedan hacer los agentes de Tráfico cuando den el alto a un vehículo. Si encuentran deficiencias particularmente graves, pueden llegar a inmovilizar el coche.

Pero, además, la DGT ha anunciado que empleará 30 de los 300 lectores de matrículas que tiene instalados en las carreteras españolas para este fin. Estos dispositivos cotejarán los datos con las matrículas registradas y, cuando encuentre un vehículo que no tenga la ITV al día, remitirá la imagen de la placa al Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas.

En los casos en los que se determine que hay incumplimiento de esta normativa, se impondrá una sanción de 200 euros.

¿En qué condiciones debe estar un vehículo?

Además de tener la certificación de la ITV al día, el alumbrado debe funcionar correctamente y la profundidad del dibujo de los neumáticos debe ser de al menos 1,6 mm, si bien el organismo recomienda que alcance los 3. Los agentes de Tráfico podrán comprobar entre otros estos detalles.

Igualmente, la placa (matrícula) del vehículo no podrá estar deteriorada o manipulada y deberá leerse bien. A este respecto, señalan que, si bien llevarla ilegible se castiga con una sanción de 200 euros, haberla manipulado intencionadamente para dificultar su legibilidad puede conllevar multas de 6.000 euros y la pérdida de hasta 6 puntos del carné.

También, la DGT pide comprobar que el parabrisas se encuentre en buen estado y recuerda que siempre es obligatorio portar la documentación pertinente (Permiso de circulación, carné de conducir, y tarjeta y pegatina de la ITV colocada en un lugar visible).

Sistemas automatizados para comprobar la ITV

La DGT explica que los treinta lectores que se emplearán para comprobar de manera automática la vigencia de la ITV forman parte de los 300 dispositivos de esta clase que Tráfico tiene instalados en las carreteras españolas, que se reconfigurarán para este uso particular.

Según el medio Diariomotor, estos treinta lectores se colocarán en trípodes en localizaciones aleatorias.

Con todo, no se trata de un sistema novedoso; en otras ocasiones, Tráfico ya ha empleado dispositivos automatizados para este fin, como las cámaras utilizadas en los radares o para detectar el uso del teléfono móvil o a quienes no llevan puesto el cinturón.

De hecho, en varias ocasiones la DGT ha recordado que cualquier dispositivo automatizado con capacidad de reconocer matrículas es susceptible de ser empleado para este fin.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento