Menos género y langostinos por las nubes... Elsa y Fabien encarecen aún más la cena de Nochebuena

  • El paso de temporales ha impedido que los pescadores salgan a faenar: hay menos género y más caro de lo habitual.
Imagen de una pescadería en un mercado madrileño.
Imagen de una pescadería en un mercado madrileño.
Elena Buenavista

El encarecimiento de los precios de carnes, pescados y mariscos durante la Navidad es tan tradicional en estas fechas como el turrón, los villancicos o los regalos debajo del árbol. La elevada demanda de merluza, chuletillas de cordero, gambas o langostinos, por citar solo algunos platos estrella en las mesas navideñas, hace que el precio de los mismos repunte en los mercados mayoristas elevando también el coste final para los consumidores.

Este año, a la habitual subida del mes de diciembre, en el caso de los pescados y marisco hay que sumar un factor sobrevenido que ha incidido aún más en el alza de precios: el paso de temporales, como los recientes Elsa y Fabien, que han golpeado con fuerza las costas españolas.

Estos episodios meteorológicos han impedido durante muchas jornadas que los pescadores salieran a faenar, lo que ha disminuido el número de capturas y, por extensión, el género que ha llegado hasta las lonjas y después a los mercados de abastos.

La Federación de Detallistas de Productos de la Pesca (Fedepesca) informó recientemente a los consumidores de que los temporales estaban afectando "severamente" al abastecimiento de pescados. "Menos género y menos oferta en una época de alta demanda se traduce en mayor precio cuando los detallistas acuden a sus mercados centrales o lonjas", resumió la federación, de ámbito nacional.

En ningún momento el desabastecimiento ha llegado a ser total, aunque en el caso de Mercamadrid, la lonja que más pescado comercializa a nivel europeo, Elsa y Fabien han reducido la entrada de género un 50% en el caso del pescado y un 20% en el del marisco, de acuerdo con los datos facilitados por Fedepesca.

La federación señaló que los precios altos no solo son un inconveniente para los compradores: también afectan a las pescaderías. "Comprometen mucho la rentabilidad de los pequeños negocios que quieren dar lo mejor de sí mismos a sus clientes en Navidad", aseveró la asociación de detallistas.

Muchos pescaderos están "ajustando márgenes" al máximo durante estos días, abundaron las mismas fuentes, para satisfacer a sus clientes habituales, mientras que otros les ofrecen otras especies comerciales (en España se pueden disfrutar "más de 1.000 especies comerciales", recuerda el sector) o productos de acuicultura y ultracongelados.

La demanda de estos últimos se ha incrementado debido a la falta de género fresco.Algo que también se ha notado en el precio. Las gambas, por ejemplo, se han encarecido un 226% desde noviembre en Mercabarna. El incremento ha sido aún mayor en Mercavalencia (el 608%), donde también se ha notado el alza de precios en los langostinos, que han pasado de 10 euros/kg a a 22 euros/kg en apenas un mes.

Esta es la última fecha con precios disponibles en Mercasa, el ente público que participa en la gestión de mercados mayoristas españoles, por lo que los precios han podido avanzar aún más en los últimos días debido a la Nochebuena y aún pueden hacerlo más hasta Nochevieja, otra de las grandes celebraciones navideñas que disparan la demanda de alimentos de primera calidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento