Consell y València abordan la integración de las tarifas del transporte público y la remodelación de la estación de buses

El conseller de Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, ha recibido este miércoles al alcalde de València, Joan Ribó.
El conseller de Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, ha recibido este miércoles al alcalde de València, Joan Ribó.
GVA

El transporte público de València y su área metropolitana tiene un largo camino de mejora por recorrer, no solo en cuanto a su oferta y frecuencias, sino también en su usabilidad e infraestructuras. Para avanzar en medidas concretas, este miércoles se han reunido el conseller de Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, y el alcalde de València, Joan Ribó, que han adelantado dos líneas de actuación para la legislatura recién iniciada: la integración tarifaria y un estudio sobre el futuro de la estación de autobuses de València.

En el primer caso, las tarifas de los diferentes modos de transporte se integrarán durante los próximos cuatro años en dos fases. Una primera contemplará el lanzamiento de un soporte único, una sola tarjeta en la que poder cargar todos los títulos de viaje, independientemente de que se trate de los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), Metrovalencia e incluso los trenes de Cercanías de Renfe

Una vez implantada, en una segunda fase, se abordará la homologación de las tarifas, para que los distintos operadores no compitan entre ellos y los usuarios tengan mucho más fácil desplazarse por la ciudad y su área metropolitana con una misma tarjeta y título de viaje para la zona A.

España ha informado a Ribó de que su departamento tiene ya preparado un Plan de Movilidad Sostenible para València y su área metropolitana que se presentará a los alcaldes a principios de 2020 para que realicen sus aportaciones. Tras el periodo de exposición pública, se aprobará definitivamente. "Queremos hacerlo desde el principio desde el diálogo y fundamentalmente también con el Ayuntamiento de València", ha afirmado.

Uno de los principales aspectos de ese plan será precisamente la integración tarifaria. "Es fundamental que esta legislatura tengamos una integración tarifaria rápida de todos los medios de transporte" que hay en València y su área de influencia, ha afirmado el conseller, para que todos los usuarios tengan "fácil" el uso del transporte público, ha añadido.

En este punto, Joan Ribó ha afirmado, como informó 20minutos, que el uso del coche va a menos en la ciudad de València, pero sin embargo entran más vehículos a la ciudad desde sus poblaciones limítrofes. Por este motivo, ha abogado por trabajar en un plan de movilidad que potencie los modos de transporte públicos sostenibles, para lo que ha mostrado el "acuerdo, colaboración y entusiasmo" del Ayuntamiento de la capital metropolitana con medidas como la integración tarifaria y otras en este ámbito.

La integración tarifaria anunciada unificará toda la gama de tarjetas existentes en la actualidad, desde la Móbilis a la TuiN, pasando por los tiques de Renfe o los bonos sociales de cada medio de transporte, que dependen de los ayuntamientos. 

El otro gran anuncio ha sido el impulso de un estudio para mejorar las instalaciones de la estación de autobuses de València, una infraestructura que data de los años sesenta y que presenta numerosos problemas, no solo en cuanto al estado del edificio, sino también de funcionalidad e incluso de seguridad. Según ha afirmado Ribó, se trata de una estación cuyos terrenos son de propiedad municipal, pero las concesiones a las empresas dependen de la Generalitat.

"Esta estación de autobuses se tiene que cambiar significativamente. No es una estación de autobuses para una ciudad como València". Según ha explicado el alcalde, la propuesta d e remodelación se encuentra incluida en el acuerdo del Rialto firmado por Compromís y PSPV-PSOE para el Gobierno local. El estudio abordará como llevarla a cabo, pero Ribó ha lanzado la idea de que se pueda ser subterránea, como en otras ciudades españolas, una vía que ha calificado como "interesante".

Respecto a la financiación de estas mejoras para el transporte público, ambos mandatarios han exigido la llegada de más fondos estatales y una nueva ley de financiación del transporte público metropolitano para equipararse al nivel de inversión por habitante de Madrid o Barcelona, si bien el conseller España ha afirmado que "se puede ir avanzando" en otros asuntos. "El Estado nos debe mucho dinero desde hace muchos presupuestos. Esperamos que un nuevo Gobierno de España cumpla pronto con la palabra que han dado", ha afirmado.

Sin embargo, al margen de la unificación de tarifas y soportes, opina que hay "margen de maniobra" para mejorar, en el caso de Metrovalencia, las frecuencias, sobre todo las nocturnas y, de cara a 2020, las del mes de julio, cuando se aplica el horario intermedio estival (equivalente a sábados) pese a que mucha gente sigue yendo a trabajar.

Transporte público a los polígonos industriales

Otro de los puntos en los que se está trabajando es la portenciación del transporte público hacia los polígonos industriales del área metropolitana de València, cuyos usuarios se ven obligados a utilizar el vehículo privado por falta de alternativas. La Conselleria va a realizar una prueba con autobuses lanzadera desde la capital para, a partir de su evaluación, extender la iniciativa por el resto de la Comunitat Valenciana.

Ampliación del puerto y CV-500

En el encuentro, España y Ribó han abordado también la ampliación del puerto de València, para la que el alcalde ha afirmado que el Ayuntamiento presentará alegaciones al proyecto, sobre todo en materia medioambiental y urbanístico. Respecto a la CV-500, la conocida como autopista del Saler, han acordado dejar en "stand-by" el proyecto de vía verde impulsado por la Conselleria debido a las protestas de alcaldes y vecinos. "La Generalitat no hará nada sin el consenso con los ayuntamientos y vecinos", ha manifestado el conseller, quien ha apostado por el diálogo para realizar "una nueva configuración de esa zona".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento