La jueza que instruye el caso de corrupción urbanística en Estepona ha decretado esta noche libertad con fianza de hasta 300.000 euros para cuatro de los imputados en la operación 'Astapa', según han informado fuentes policiales.

A Antonio Bazán se le acusa de los delitos de fraude y malversación de caudales públicos

La fianza más alta, de 300.000 euros, se ha decretado para el empresario Antonio Bazán, al que se acusa provisionalmente de los delitos de fraude y malversación de caudales públicos.

Para los hermanos y empresarios de Codelsa, Félix y Vicente Delgado, la titular del juzgado número 1 de Estepona ha decretado libertad con fianza de 100.000 euros y les acusa de delitos de tráfico de influencias, cohecho y prevaricación. Además, para el técnico municipal Ignacio de la Hoz ha decretado libertad con fianza de 50.000 euros y le acusa de fraude y malversación.

Todos estos acusados tienen la obligación de comparecer los días 1 y 15 de cada mes y la prohibición de salir de España.

Las declaraciones continuarán hoy a partir de las 9.30 horas en grupos de cinco personas

Los cuatro detenidos han prestado declaración durante unas cuatro horas y han abandonado los juzgados entre las 00:30 y 1:00 hora de la madrugada. Las declaraciones continuarán hoy a partir de las 9.30 horas en grupos de cinco personas, según han señalado las fuentes.

La juez decretó también ayer libertad provisional con fianzas de entre 100.000 y 500.000 euros para tres de los detenidos y sin fianza para un cuarto por diversos delitos.