Antonio Barrientos, el alcalde socialista de Estepona (Málaga) que esta mañana ha sido detenido por la presunta corrupción en el Ayuntamiento, ha sido trasladado esposado al Consistorio de la localidad por agentes de la Policía Nacional para realizar un nuevo registro.


La Policía Nacional ha registrado el chalé del alcalde
A las puertas del Consistorio, numerosos vecinos han recibido entre abucheos al alcalde. Antes, los agentes han registrado su chalé en presencia del edil. La vivienda es una casa unifamiliar de dos plantas ubicada en la urbanización Bahía Azul, en las afueras de Estepona. El registro ha sido ordenado por el juez instructor, que trabaja en coordinación con la Fiscalía Anticorrupción.

Barrientos y varios concejales
de la corporación figuran entre la veintena de detenidos por orden judicial por su presunta relación con un supuesto caso de corrupción vinculado con financiación irregular en el Consistorio de Estepona.

Los delitos imputados a los arrestados son cohecho, tráfico de influencias, prevaricación y blanqueo de capitales.