Enfermedades, plagas de mosquitos, escasez de agua...  el calentamiento global es peor en el Mediterráneo

Vecinos y bañistas en La Manga del Mar Menor (Murcia).
Vecinos y bañistas en La Manga del Mar Menor (Murcia).
Juan Carlos Martínez Rosa /Europa Press

Inundaciones, sequías, inseguridad alimentaria, plagas, enfermedades, incendios, desplazamientos forzados. Si esos son los principales e inminentes efectos de la crisis climática, la comunidad científica acaba de anunciar que el diagnóstico es todavía mucho grave para la región mediterránea, donde el calentamiento global es un 20% mayor que la media del planeta.

Esta es una de las conclusiones preliminares del primer informe científico exhaustivo sobre el impacto de la crisis climática en la región del Mediterráneo, desarrollado desde 2015 por una red de más de 80 científicos expertos en medioambiente y cambio climático, y que ha sido presentado este jueves en el marco de la reunión de los países  de la Unión para el Mediterráneo, que unifica a los 43 países de la región, en Barcelona.

Capitaneados por Wolfgang Cramer, los científicos del Medecc han determinado que en la zona mediterránea las olas de calor serán más agresivas que en otras partes del mundo, lo que conllevará sequías, escasez de agua dulce e incendios forestales. Pero también el incremento de plagas de mosquitos que propagarán enfermedades.

Otro de los aspectos más preocupantes es la constatación de que la subida del nivel del mar es particularmente dañino en esta zona del planeta, lo que inopinablemente afectará a las costas densamente pobladas en el Mediterráneo.

Además, en un escenario en el que los gases de efecto invernadero sean altos, a finales del siglo el aumento de la temperatura puede alcanzar los 5 grados centígrados, mientras que si se toman medidas para reducirlos el alza se quedaría en un grado.

Estas son las principales conclusiones del informe:

  • La cuenca mediterránea es uno de los principales focos de cambio climático y medioambiental. Además, es el hogar de 500 millones de personas.  Y se ha calentado aproximadamente 1,5°C desde la época preindustrial, un 20% más rápido que la media mundial.
  • Sin medidas de reducción adicionales, la temperatura regional aumentará 2,2°C para 2040, superando posiblemente los 3,8°C en algunas de las subregiones para 2100.
  • El aumento de las temperaturas implica olas de calor más significativas y duraderas. Para la mayoría de las grandes ciudades de la zona de Europa, Oriente Medio y África, el mes de verano más frío del futuro será más cálido que el mes más caluroso de la actualidad, lo que provocará períodos prolongados de calor extremadamente intenso y perjudicial.
  • Las sequías extremas se harán más frecuentes en toda la cuenca del Mediterráneo, causando impactos significativos en muchos de sus ecosistema.
Temperatura en el Mediterráneo.
Temperatura en el Mediterráneo.

Nivel del mar:

  • El aumento del nivel del mar, aunque se estima que ha sido bajo hasta ahora, podría superar el metro para el año 2100, lo que afectaría a un tercio de la población de la región en las zonas costeras y pondría en peligro los medios de subsistencia de al menos 37 millones de personas sólo en el norte de África.
  • En 2050, las ciudades mediterráneas representarán la mitad de las 20 ciudades del mundo con mayores daños anuales por la subida del nivel del mar. Esto supondrá una carga adicional para los ya escasos recursos de muchas zonas urbanas de la región.
  • La productividad agrícola en las zonas costeras está en peligro debido a la pérdida de tierras que serán inundadas y a la salinización de las aguas subterráneas como consecuencia de la intrusión de agua de mar.

Recursos hídricos:

  • Es probable que la escasez de agua dulce disminuya hasta en un 15% en las próximas décadas, lo que causará graves limitaciones para la agricultura y para el uso humano en una zona que ya sufre de escasez de agua.
  • Más de 250 millones de personas sufrirán la escasez de agua dentro de 20 años. Es probable que se produzcan numerosos efectos en cadena en las condiciones de vida de los seres humanos, incluido el potencial de que surjan nuevos conflictos entre los pueblos, así como la intensificación de las migraciones masivas.
  • Las sequías se han producido con una frecuencia cada vez mayor desde los años cincuenta. Incluso si el calentamiento global se mantiene por debajo de los 2°C, las personas que viven en las cuencas fluviales de Oriente Próximo estarán expuestas a una fuerte escasez de agua.

Ecosistemas:

  • La cuenca mediterránea es uno de los puntos más importantes de biodiversidad del mundo, pero muchos ecosistemas están amenazados por el cambio climático, el cambio de uso de la tierra, la contaminación y la sobreexplotación.
  • La acidificación del agua de mar y el aumento de la temperatura del mar ya han causado una pérdida del 41% de los principales depredadores, incluidos los mamíferos marinos. El 34% de las especies de peces se pierden debido a la sobrepesca.
  • En tierra, los cambios en la biodiversidad del Mediterráneo incluyen la degradación de los bosques y la pérdida de humedales, pero también la pérdida de hábitats abiertos debido al abandono del agro-pastoreo. Los paisajes agrícolas están perdiendo muchas especies de plantas, aves y otros animales debido a la incesante intensificación. El cambio climático y el uso insostenible de la tierra agravarán estas circunstancias.
  • Durante las últimas décadas, el alcance y la intensidad de los brotes de medusas se han visto favorecidos por el aumento de la temperatura del agua, lo que ha convertido a esta especie en una plaga, ya que se encuentra en cantidades poco comunes y perturban otros ecosistemas bien equilibrados.
  • La invasión de mosquitos tigres (Aedes albopictus) se ve incrementada por los cambios en el clima y el medio ambiente.
  • Más de 700 especies de plantas y animales marinos no autóctonos indican condiciones más cálidas (a menudo procedentes del Mar Rojo). Algunos depredadores exóticos como el pez león pueden tener ventajas sobre las especies nativas, causando la extinción regional o la pérdida de hábitat.
  • Los grandes incendios debidos al cambio climático, provocados por el calor y la sequedad, pero también por los cambios en el paisaje, han destruido una cantidad récord de áreas boscosas en los últimos años, dañando la biodiversidad y también su capacidad de absorción de CO2. El área quemada futura podría aumentar hasta un 40% sólo con un escenario de calentamiento de 1,5°C.
  • La inundación y la intrusión de agua salada afectarán a muchos humedales costeros delicadamente equilibrados.
Incendio Canarias
Incendio Canarias

La seguridad alimentaria:

  • La demanda de alimentos aumentará debido al crecimiento de la población, y surgirá una escasez cuando disminuyan las cosechas, el rendimiento de la pesca y el ganado. El 90% de las poblaciones de peces comercializadas ya están sobreexplotadas en el Mediterráneo, y se prevé que el peso corporal máximo medio de los peces se reducirá hasta en un 49% para 2050.
  • La calidad de gran cantidad de cultivos también disminuirá tras el calentamiento, ya que el ciclo fenológico se acorta (como es el caso de la vid).
  • Es probable que aumenten los desequilibrios regionales en materia de seguridad alimentaria, asociados a una mayor dependencia de las importaciones de alimentos.

La salud humana:

  • La salud humana también está en peligro: se espera que las enfermedades y muertes relacionadas con el calor sean más frecuentes, especialmente en las ciudades debido al efecto de la isla de calor, y para los grupos de población vulnerables, como los ancianos, los jóvenes y los más pobres.
  • El cambio climático favorece la aparición de enfermedades transmitidas por vectores, como Virus del Nilo, Chikungunya o leishmaniasis, y por el agua.
  • El deterioro de la calidad del aire, el suelo y el agua afecta a la salud humana debido a las enfermedades respiratorias y cardiovasculares, así como a la reducción del acceso a alimentos saludables.
Vecinos de Arganda, colaborando para combatir la inundación.
Vecinos de Arganda, colaborando para combatir la inundación.

Salud y seguridad:

  • Los riesgos costeros derivados de las inundaciones y los daños causados por las tormentas causan importantes riesgos para la infraestructura y los medios de subsistencia de las personas.
  • A medida que las olas de calor se hacen más fuertes y frecuentes, los sistemas de apoyo social para los ancianos y las poblaciones desfavorecidas se vuelven más frágiles y aumentan los desequilibrios sociales.
  • Debido a sus efectos en la agricultura y la seguridad alimentaria, las sequías intensas han desempeñado un papel importante en la actual crisis regional.
  • Los países del sur y el este del Mediterráneo son generalmente más vulnerables debido a su limitada capacidad socio-económica para adaptarse a los cambios ambientales.
  • Los conflictos relacionados con la escasez de recursos (tierra, agua, alimentos, etc.) pueden aumentar las migraciones humanas a gran escala.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento