El 70% de los catalanes ve urgente que la sociedad se reconcilie

  • Encuesta de Metroscopia para grupo Henneo.
  • Incluso los votantes secesionistas apuestan por el entendimiento entre los ciudadanos.
  • Un 57% de los catalanes considera que la sociedad está partida en dos mitades por culpa del 'procés'.
  • Menos de la mitad de ciudadanos votaría que 'sí' a la independencia en caso de referéndum legal.
  • Un 45% se muestra favorable a un nuevo estatus de Cataluña, con más competencias.
  • Una amplia mayoría cree que el 'procés' está en un mal momento.
Metroscopia sobre el procés.
Metroscopia sobre el procés.
CARLOS G KINDELÁN

Se cumplen dos años del 1 de octubre, fecha en la que tuvo lugar el referéndum ilegal para la independencia de Cataluña, y después de ese tiempo, un 70% de los catalanes cree que lo más urgente es propiciar un entendimiento entre la sociedad.

Esa mayoría que apuesta por la reconciliación es una de las conclusiones del sondeo de Metroscopia coincidiendo con una etapa importante para el procés, dado que la sentencia del Tribunal Supremo se conocerá en los próximos días. Frente a la búsqueda de entendimiento, hay un 29% que no cree necesaria esa deriva en este momento.

Si se mira en función de los partidos, la búsqueda de armonía social es prioritaria para todos, excepto en el caso de la CUP. Esto es mucho más notorio en los partidos constitucionalistas. El 89% de los votantes de PSC y Ciudadanos son partidarios del entendimiento, igual que el 88% de los del PP y el 69% de los de UnidasPodemos. Este porcentaje cae considerablemente en JxCat (58%) y Esquerra Republicana (54%), aunque esta postura sigue siendo la mayoritaria para ambas formaciones.

El procés, por otro lado, ha provocado una fractura social. Según el sondeo, la mayoría de catalanes (57% frente a 43%) cree que existen dos bandos. De nuevo, esta teoría está defendida por las fuerzas constitucionalistas de forma aplastante. Un 97% de los votantes del PP la defienden, igual que un 95% en el caso de Ciudadanos y un 85% en el PSC. También hay mayoría, aunque mucho más tímida, en Unidas Podemos (54%). Niegan, sin embargo, esa tesis, las formaciones separatistas.

La deriva separatista, además, afecta a Cataluña en diferentes áreas. Un 58% de los ciudadanos considera que la deriva independentista ha influido negativamente en la economía catalana, un 53% apunta que tiene efectos negativos sobre la convivencia y un 49% considera que también erosiona la imagen de Cataluña hacia el resto del mundo. Este último es el porcentaje más apretado, puesto que hay un 43% que opina que el procés tiene efectos positivos en el exterior. De nuevo, estas afirmaciones abren un cisma entre los votantes constitucionalistas y los independentistas.

Los primeros ven en la economía el sector más penalizado por el movimiento secesionista (99% en Ciudadanos, 97% en el PP y 96% en el PSC). La parte que más defiende el independentismo es el de la importancia exterior del proceso: un 88% de los votantes de ERC y de la CUP apuntan que los efectos han sido beneficiosos para cómo se ve Cataluña en el mundo.

Otro de los puntos clave del sondeo es saber qué votarían los catalanes de celebrarse un referéndum legal sobre la relación de Cataluña con el resto de España: un 49% optaría por el sí, mientras que un 44% votaría negativamente. Estos porcentajes cambian si se añade el condicionante de que

Cataluña, en caso de independencia, quedaría fuera e la Unión Europea. En ese contexto, un 51% querría seguir formando parte de España y un 42% se posicionaría a favor de la separación. Esto cobra relevancia dado que los políticos separatistas siempre han defendido que Cataluña podría formar parte del contexto comunitario una vez que fuera independiente, algo que, por el contrario, es contrario a los tratados europeos.

Pero la encuesta añade una variante más. La tercera alternativa sería que Cataluña siguiera formando parte de España pero con competencias nuevas y blindadas en exclusiva. Si esta opción entrara en juego, un 45% de los votantes optaría por ella, frente a un 32% que querría la independencia y un 17% que se decantaría por seguir formando parte de España en las mismas condiciones que las que tienen en la actualidad.

La conclusión es que una buena parte de los ciudadanos catalanes son partidarios de que la comunidad autónoma goce de más autogobierno. Son porcentajes muy similares a los que se plantearon en octubre de 2017, solo unas semanas después de la celebración del referéndum del 1-O. Son cifras, además, que han variado poco a lo largo de la serie histórica iniciada en noviembre del año 2013.

Encuesta Metroscopia: Balance de situación en Cataluña.
Encuesta Metroscopia: Balance de situación en Cataluña.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento