Cronología | Los cazas C-101 del Ejército del Aire han sufrido ya 11 accidentes desde 1984

El avión CASA C-101 de la Academia General del Aire (AGA) con el que se ha estrellado el instructor de vuelo de la Academia de San Javier, en La Manga.
El avión CASA C-101 de la Academia General del Aire (AGA) con el que se ha estrellado el instructor de vuelo de la Academia de San Javier, en La Manga.
Juán Francisco Moreno / EFE

El C-101, uno de cuyos modelos ha sufrido un accidente este jueves al caer en el mar Mediterráneo frente a la costa de La Manga, es desde hace casi 40 años el avión oficial de entrenamiento del Ejército del Aire y terminará su vida útil en 2020-2021. Este caza es usado habitualmente por los pilotos de la Patrulla Águila y es con el que entrenan los alumnos de la Academia del Ejército del Aire.

El Ministerio de Defensa convocó a principios del agosto pasado un concurso público para la compra de un avión de entrenamiento integrado para la Academia General del Aire (AGA), de San Javier (Murcia), con un valor estimado de 225 millones de euros.

Está construido totalmente en España por CASA y sus buenas características aerodinámicas, fiabilidad, facilidad de manejo, bajo coste de operaciones y completa instrumentación le convierten en un avión muy adecuado para el vuelo de enseñanza y el vuelo acrobático.

Accidentes del C-101 desde 1984

El primer accidente con este tipo de aviones fue el 13 de junio de 1984. El C-101 del Ejército del Aire se estrelló cerca del pantano de la Sotonera. Murieron sus dos ocupantes, un capitán y un teniente.

Algo más de un mes después, el 16 de agosto de 1984, se estrelló otro avión de la misma clase en las proximidades del Puerto de Pajares, en la provincia de León. En el accidente murieron sus dos ocupantes, un capitán y un capellán mayor del Ejército del Aire.

El 10 de mayo de 1991, dos aviones militares C-101, pertenecientes a la base aérea de Matacán, en Salamanca, chocaron cuando sobrevolaban la localidad de Endrinal de la Sierra, en la Sierra de Francia, en Salamanca. Murió un alférez del Ejército del Aire.

Pasaron dos años más antes de que ocurriera un nuevo accidente, esta vez en Cuenca. El 15 de octubre de 1993, un C-101 se precipitó a tierra durante una práctica de vuelo, en un paraje de la localidad de Honrubia. Un capitán del Ejército del Aire y otro de las fuerzas aéreas canadienses resultaron heridos graves.

El año 1995 fue el peor en cuanto a accidentes de este tipo de aviones. El 12 de enero de 1995, dos aviones C-101 del Grupo Escuela de la Base Aérea de Matacán  colisionaron en el aire cuando realizaban un vuelo de entrenamiento sobre Piedrahita, Ávila. Los pilotos se lanzaron previamente en paracaídas y uno de ellos resultó herido.

Dos meses después, el 13 de marzo de 1995, un avión de instrucción se estrelló en las proximidades de las pistas que comparten el aeropuerto y la base militar de Manises, en Valencia. Falleció un capitán del Ejército del Aire.

El último accidente con C-101 de 1993 tuvo lugar el 3 de octubre de 1995. Un C-101 cayó al mar Menor, en Murcia, mientras realizaba un vuelo de instrucción, en el que murieron un capitán y un alférez del Ejército del Aire.

Pasaron diez años hasta que se dio otro accidente con estos aviones. El 2 de septiembre de 2005 murieron tres personas al estrellarse un avión el Baeza, Jaén: el piloto, un capitán del Ejército del Aire y una mujer con su hija de ocho meses, que se encontraban en la vivienda contra la que se estrelló el avión.

El 26 de abril de 2012, dos militares murieron al estrellarse el avión C-101 que pilotaban en las cercanías de la cárcel de Alcalá-Meco (Madrid). El último accidente tuvo lugar el 26 de agosto de 2019. Realizaba un vuelo de instrucción  cuando se estrelló en el mar frente a La Manga, en la Región de Murcia, causando la muerte del único tripulante de la aeronave, el piloto Francisco Marín Núñez.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento