Open Arms
El barco Open Arms recibe al alcalde de Lampedusa. EFE

Los migrantes que estaban a bordo del barco Open Arms serán reubicados en España, Francia, Alemania, Portugal y Luxemburgo, según ha confirmado este miércoles la Comisión Europea, que ha insistido en que está "preparada" para comenzar a coordinar este proceso pero no ha querido detallar cuántas personas serán enviadas a cada país.

Rumanía, que también mostró su disponibilidad a acoger a algunos de los migrantes a bordo del barco de la ONG española, no recibirá finalmente a ninguno de ellos porque la reubicación ha quedado cubierta con las plazas ofrecidas por los otros cinco Estados miembros y su oferta se reserva entonces para futuros casos.

Bruselas, por tanto, comenzará a coordinar el proceso de reubicación de los migrantes que han desembarcado en la isla italiana de Lampedusa tan pronto como sea posible, para lo que están en contacto con las autoridades italianas pertinentes.

"Los compromisos de reubicación de los cinco países se mantienen y estamos preparados para iniciar este proceso", ha explicado la portavoz del Ejecutivo comunitario Natasha Bertaud en la rueda de prensa diaria de la institución.

Bruselas, no obstante, ha preferido no detallar cuántos migrantes viajarán a cada país en virtud de estos compromisos y ha remitido a las autoridades nacionales de cada uno de los Estados miembros para esgrimiendo que son ellos los que deben facilitar las cifras.

Tampoco ha querido valorar la posibilidad de que la ONG Proactiva Open Arms pueda ser sancionada y se ha limitado a señalar que la Comisión no hace comentarios sobre organismos judiciales españoles.

En cualquier caso, Bruselas ha celebrado que las personas que estaban a bordo de la embarcación hayan podido desembarcar finalmente en Lampedusa y estén ahora recibiendo los cuidados médicos necesarios.

También ha apelado a los Estados miembros para que muestren "el mismo espíritu de solidaridad" para acoger a los 365 migrantes y refugiados que siguen todavía a bordo del Ocean Viking.