Avión de Ryanair aterrizando en el aeropuerto de Dublín
Avión de Ryanair aterrizando en el aeropuerto de Dublín AIDAN CRAWLEY / EFE

Un grupo de pilotos de la aerolínea Ryanair con sede en Irlanda ha convocado una huelga de 48 horas a partir de la medianoche del próximo jueves 22 de agosto, confirmó este jueves el sindicato Ialpa.

La Asociación de Pilotos de Aerolíneas Irlandeses (Ialpa) comunicó la decisión después de reunirse este miércoles en Dublín con la dirección de la aerolínea para abordar sus demandas salariales y de condiciones laborales.

La huelga de Ialpa, que representa a unos 180 pilotos contratados directamente por Ryanair en Irlanda, coincidirá con la de sus colegas británicos de Balpa, que han programado dos paros, uno de 48 horas a partir del 22 de agosto y otro de 72 horas el 2 de septiembre.

Asimismo, los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Ryanair en España, representados por los sindicatos Sictpla y USO, han registrado este miércoles un preaviso de huelga para diez días para los días 1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 29 de septiembre.

La compañía tilda las exigencias "inaplicables"

La aerolínea irlandesa lamentó en un comunicado la decisión de Ialpa y calificó sus demandas de "poco realistas e inaplicables", pues sostiene que la mejora salarial propuesta representa "un aumento del 101 %" de sus emolumentos.

Ryanair también criticó el "momento" en el que se convocan estas huelgas, después de anunciar la pasada semana que podría despedir a hasta 500 pilotos debido al retraso en la entrega de un pedido de "más de 30 aviones Boeign MAX" para este invierno.

El jefe de personal de la compañía, Eddie Wilson, recordó en la nota que la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) presenta incertidumbres para el sector y que la posibilidad de que haya un "brexit sin acuerdo" en "apenas diez semanas" podría causar "más perjuicios al transporte aéreo y al empleo en Irlanda y el Reino Unido".

El directivo reiteró que se ha "hecho todo lo posible" para evitar las huelgas, pero subrayó que "ninguna compañía puede ceder ante unas demandas tan poco razonables" y aseguró que los pilotos "quieren ganar tanto como "nuestro presidente o el primer ministro".

Por su parte, el sindicato irlandés Fórsa, al que está afiliado Ialpa, explicó que ha tomado esta medida porque Ryanair no ha presentado una "oferta sustancial" que "aborde todas las áreas de sus reclamaciones.

La aerolínea ha instado a los representantes de los pilotos a que retomen sus conversaciones, pero Fórsa sostiene que la dirección "no quiere o no es capaz" de "negociar de manera justa y transparente".

Malos momentos para la aerolínea

El consejero delegado de la aerolínea, Michael O'Leary, informó a final de julio de que los beneficios de la firma cayeron el 21 % en el primer trimestre de su ejercicio fiscal, hasta 243 millones de euros.

En este contexto, reveló que planea recortar su plantilla en hasta 500 pilotos y 400 tripulantes de cabina debido, entre otros factores, al "brexit", al encarecimiento del combustible y al retraso en la entrega de aparatos Boeing 737 Max.

O'Leary esgrimió que la caída de beneficios es consecuencia, entre otros aspectos, de "las grandes subidas salariales de pilotos y tripulantes de cabina negociadas el pasado año".