Gina Gopinath
La economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath, durante una rueda de prensa en Chile. EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) se ha sumado a la lista de organismos y servicios de estudios que han mejorado su previsión de crecimiento de la economía española en 2019, que sitúa ahora en el 2,3%, dos décimas más que en el informe anterior, publicado en abril.

De esta forma, España crecerá este año un punto más que la zona del euro, donde, según el FMI, la economía avanzará una media del 1,3%, el mismo incremento previsto en abril.

Este diferencial se reducirá en 2020, ya que el Fondo prevé que la economía española crezca ese año un 1,9% -igual que en el informe anterior- y la zona del euro, un 1,6% -una décima más que en el pronóstico previo.

Otros organismos han elevado recientemente su previsión de crecimiento para España en 2019, como la Comisión Europea (dos décima más, hasta el 2,3%), el Banco de España (dos décimas más, hasta el 2,4%) o el servicio de estudios del BBVA (una décima, hasta el2,3 %).

El Gobierno prevé que la economía española crezca este año un 2,2%, según la última actualización del cuadro macroeconómico.

No obstante, la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, anunció recientemente que el Gobierno quería revisar al alza "en los próximos días" su previsión de crecimiento económico, aunque no concretó en cuántas décimas la aumentará.

El FMI atribuye la revisión al alza de su previsión de crecimiento para España en 2019 al buen comportamiento de la inversión y a la debilidad de las importaciones.

"España lo está haciendo muy bien, especialmente cuando la comparamos con la media de la zona del euro", ha dicho la economista jefe del FMI, Gita Gopinath en una entrevista con Efe.

Según Gopinath, la economía española "está teniendo mejores resultados que la media de la Unión Europea". "Es ciertamente una economía más fuerte ahora", ha apuntado.

En cuanto a la zona del euro, el Fondo espera que el crecimiento se acentúe durante el resto de este año y hasta 2020, ya que prevé una recuperación de la demanda externa y una paulatina disminución de los problemas coyunturales que han afrontado algunos países.