Valla de Melilla
Imagen de archivo de un intento de salto a la valla de Melilla. PRODEINONG

Medio centenar de inmigrantes de origen subsahariano ha conseguido acceder a Melilla este viernes tras un intento en el que procuraron saltar la valla fronteriza alrededor de 200 personas.

La entrada irregular, producida sobre las 7.00 de la mañana en la zona norte de Melilla, estaba "organizada" por un grupo de inmigrantes que han utilizado garfios, además de piedras y otros objetos como arma arrojadiza contra los agentes, según ha informado la Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma.

Dos inmigrantes han sido evacuados en ambulancia, uno con una fractura abierta de tibia y peroné y otro con diversas contusiones, mientras que seis guardias civiles han resultado heridos, pendientes de evolución.

Guardia Civil activó su dispositivo antiintrusión cuando fue advertida de la aproximación de los inmigrantes, en el que han participado agentes del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) y el helicóptero de la Guardia Civil, además de tres patrullas de la Policía Nacional y dos de la Policía Local.

También se ha producido un rápido despliegue de agentes en el lado marroquí, que ha interceptado a unos 70 inmigrantes, mientras que el dispositivo ha conseguido detener a otras 25 personas entre el vallado, que han sido devueltos a Marruecos.

Sin embargo, pese a este despliegue policial, los inmigrantes se han dispersado en un radio de acción superior al kilómetro y medio, lo que ha permitido que unos 50  hayan conseguido entrar a Melilla y se hayan dirigido corriendo al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).