Ada Colau (ARCHIVO)
Ada Colau en una imagen de archivo. David Zorrakino/Europa Press

Las alertas por contaminación llevan años persiguiendo a las grandes ciudades. Londres fue la primera en restringir el tráfico rodado al centro por medio de peajes como medida contra la polución. Con el tiempo otras urbes europeas, como Estocolmo, han ido sumándose a su iniciativa.

La alcaldesa de Barcelona Ada Colau ha afirmado este miércoles que estudia la implantación de un peaje contra la contaminación para reducir el tráfico y las emisiones. "El 1 de enero de 2020 entra en vigor la restricción a los coches más contaminantes, pero hemos de estudiar otras medidas, como el peaje, que es una de las propuestas de las entidades y está sobre la mesa. Si tras seis meses evaluamos que el impacto [de la Zona de Bajas Emisiones] es insuficiente para reducir la contaminación habrá que implantar otras medidas", ha declarado en TV3.

Con estas palabras, la alcaldesa abre un debate en España, que desde de 2015 está bajo la lupa de Bruselas por los altos niveles de contaminación del aire en especial por Barcelona y Madrid. Sin embargo, la propuesta no ha calado, por el momento, al equipo de Almeida. Según fuentes municipales, "el Ayuntamiento de Madrid no se lo plantea".

Si Madrid Central ha dividido las opiniones, el sistema del peaje también. Para la Plataforma en Defensa de Madrid Central–que ganó el recurso contra la moratoria de la zona de bajas emisiones– es una medida digna de estudio. "Estamos hablando de un mecanismo de reduccion del uso del coche en la ciudad para proteger la salud de la gente". En principio nosotros no nos oponemos, pero hay que estudiar su eficacia", explica Paco Segura, Coordinador de Ecologistas en Acción y Portavoz de la Plataforma en Defensa de Madrid Central.

"No es una medida ni revolucionaria ni loca, es algo que está en funcionamiento en muchas ciudades de Europa, algunos impulsados por gobiernos de la derecha y otros por la izquierda", sostiene.

Una idea que marca distancias entre unos partidos y otros. Para el PSOE–también ganó un recurso contra la moratoria– el sistema de peaje corre el riesgo de "generar problemas de equidad porque quien 'paga contamina'", asegura el concejal socialista , Alfredo Gozález. Por eso, el PSOE está "más en contra que a favor" sobre todo porque "existen otras muchas alternativas previas, como el reforzamiento del transporte público", asegura.

Consulta aquí más noticias de Madrid.