La candidata del Partido Popular a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea regional, Ignacio Aguado, han anunciado este lunes que ambas formaciones han llegado a un acuerdo de Gobierno para los próximos cuatro años en una rueda de prensa conjunta.

El nuevo acuerdo recoge 155 medidas, una cifra que pretende ser un “gesto”, según Ayuso, y designa a la popular como presidenta y a Aguado como vicepresidente de la Comunidad.

El acuerdo, al que ambos calificaron como "histórico", no garantiza sin embargo que Ayuso pueda ser investida ya que los diputados de los dos grupos solo suman 56 votos, por lo que necesitarían también de los apoyos de los 12 diputados de Vox, pero su portavoz en la Asamblea, Rocío Monasterio, ha anunciado que no apoyará a Ayuso salvo que Ciudadanos no forme parte del Gobierno o que el líder nacional de la formación naranja, Albert Rivera, acepte reunirse con el líder de su formación, Santiago Abascal.

"Nos hacen falta evidentemente los votos de Vox y yo creo que lo que deberían hacer ahora es revisar el acuerdo y que nos dijeran en que no puede estar de acuerdo un partido político como ellos", ha declarado Ayuso.

"El resto de formaciones políticas, no solo Vox, tendrán que decidir qué hacer. No tengo ningún inconveniente en sentarme con otras formaciones para explicarles este programa", ha declarado Aguado, que ha considerado que "los madrileños, no quieren volver a segundas elecciones".

Monasterio, por su parte, no se ha mostrado satisfecha con la propuesta de Aguado y Ayuso en una rueda de prensa en la tarde del lunes en la Asamblea. "A mi, a diferencia de la señora Díaz Ayuso, no me hacen falta las tutelas de Aguado, el programa me lo puedo leer yo sola", ha declarado Monasterio, que ha dejado claro que la postura de su partido no ha cambiado de cara al pleno de investidura sin candidato del miércoles: "Nosotros no hemos dado el apoyo a la señora Díaz ayuso y, hasta entonces, no va a haber un pleno de investidura de ningún candidato".

A la espera de Vox

Entre las 155 medidas propuestas por ambos partidos se incluye una “política de bajada de impuestos” la garantía de “la libertad de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones morales” y un compromiso de “favorecer una inmigración ordenada y legal”, en referencia a las tres principales exigencias realizadas por Vox. Las dos formaciones se reparten también las 13 consejerías del Gobierno regional, recayendo siete en el PP y seis en Ciudadanos.

"Hay propuestas que los tres partidos hemos compartido y son propuestas que nos trasladaron de Vox y hemos integrado", ha declarado Ayuso que ha llamado a los diputados de Vox a "que recapacitaran y se dieran cuenta de la situacion en la que estamos entrando, Madrid no puede pararse".

El acuerdo también incluye un plan de choque para la reducción de las listas de espera sanitarias, un plan de vivienda que fomente "la construcción de un parque de viviendas en suelo público en colaboración público-privada, con el objeto de conseguir precios más bajos de alquiler"y algunas de las promesas electorales de las dos formaciones como la apertura de quirófanos en jornada de tarde y fines de semana, la lucha contra "el fenómeno de la 'okupaciòn' ilegal" o la extension progresiva del horario del Metro "hasta alcanzar las 24 horas". 

PP y Ciudadanos también han firmado un compromiso para defender "los derechos del colectivo LGTBI+" y un "plan integral para erradicar la violencia machista".

Aguado, por su parte, pidió a Vox "responsabilidad, que sea coherente con su discurso y que no bloquee, sino que permita construir".

La portavoz de Vox en la Asamblea, Rocío Monasterio, ha puesto como exigencia para que su formación se replantee un cambio de postura que Rivera acepte la propuesta de reunión a tres bandas realizada por Abascal con los líderes nacionales de Ciudadanos, PP y Vox. Además, la portavoz de Vox en la Asamblea ha dejado caer la posibilidad de apoyar un Gobierno monocolor del PP: "La alternativa es que, si Ciudadanos tiene tantos remilgos y asquitos a reunirse con nosotros, que exista un gobierno monocolor del PP y el señor Aguado apoye desde fuera".

Gabilondo insiste en ser candidato

El candidato del PSOE a la presidencia, Ángel Gabilondo, ha registrado esta misma mañana un documento dirigido al presidente de la Asamblea, el diputado de Ciudadanos Juan Trinidad, en el que solicita que "en el caso de existir nuevas propuestas por parte de los grupos parlamentarios, acerca de la investidura, se realice la consulta previa con los representantes designados por los grupos". 

Gabilondo cuenta actualmente con el apoyo confirmado de 64 diputados autonómicos del PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos por lo que necesitaría tres votos favorables más o cinco abstenciones. Por este motivo, el socialista ha reclamado poder asistir como candidato al pleno de investidura argumentando contar con más apoyos que Ayuso. 

Trinidad se reunió con los portavoces de los seis grupos con representación en la cámara la pasada semana y, tras constatar que ninguno contaba con los suficientes apoyos, optó por convocar un inédito pleno de investidura sin candidato para este miércoles, un recurso que permite dar inicio al plazo de dos meses tras el que, si no se consigue elegir un presidente, se repetirán las elecciones.

El presidente de la Asamblea ha convocado de nuevo a los portavoces de los seis grupos el martes para comprobar si ha habido cambios en sus apoyos a raíz del acuerdo entre Ayuso y Aguado.

Consulta aquí más noticias de Madrid.