Segundo encierro rápido y ordenado
Los toros de Cebada Gago han llegado a la Plaza en 2 minutos y 23 segundos en una carrera más rápida que el primer día. EFE / J.P. Urdiroz

Tres corredores han resultado heridos por contusiones, según han confirmado los servicios sanitarios, en el segundo encierro de los Sanfermines, que ha arrancado a las 8 de la mañana con los toros de la ganadería Cebada Gago, de Medina Sidonia (Cádiz). Un encierro ordenado y con una manada compacta hasta casi el final del trayecto, cuando la manada ha comenzado a estirarse hasta dividirse en varios grupos dejando varias caídas de los corredores a su paso hasta la Plaza de Toros.

El encierro ha sido más rápido que el de la primera jornada, con 2 minutos y 23 segundos. La cuesta de Santo Domingo ha sido el tramo más accidentado, con numerosas caídas. Los tres contusionados presentan golpes en la cabeza, el brazo y la espalda, según han confirmado desde el hospital, aunque solo el primero, un varón de 61 años, permanecerá ingresado.

El resto, una mujer de 19 años y un hombre de 45 presentaban contusiones leves, por lo que no ha sido necesario su ingreso hospitalario.

Tras el estallido del cohete, los toros han tardado unos instantes en salir de los corrales pero finalmente han salido a la carrera muy unidos. Al llegar donde estaban los mozos, las reses han arrollado y pisoteado a uno de los corredores. En este tramo también se han producido varias caídas de los mozos al paso de los toros.

La manada enfilaba todavía unida y a toda velocidad por la plaza Consistorial. En la curva de Mercaderes un toro ha golpeado a un mozo que estaba colocado a la derecha de la calle. En el otro extremo, en la curva, varios corredores se han tropezado y han caído al suelo.

Las reses de Cebada Gago han entrado en la recta de Estafeta y han permanecido unidos en el primer tramo. Sin embargo, un toro cárdeno ha resbalado y ha quedado rezagado el resto de la carrera. Asimismo, conforme subían por la calle, la manada se ha ido estirando y separando, dando la oportunidad a los mozos para buscar carreras delante de los toros.

La gran presencia de corredores ha provocado que en este tramo se hayan producido varios empujones entre los mozos para encontrar un hueco que les diera la oportunidad de protagonizar una carrera con los astados. Ya divididos, los toros han llegado a la zona de Telefónica y han entrado por el callejón a la plaza de toros, finalizando la carrera sin mayores dificultades.

Bravos y con más de 30 ediciones a sus espaldas, esta ganadería es una de las más veteranas de estas fiestas, pero también peligrosa. En estas tres décadas han dejado hasta 56 heridos por asta de toro.

No se caracterizan por su rapidez, pero sí por su gran tamaño y peligrosidad. Entre 500 y 600 kilos de peso tienen los elegidos para esta cita, que durante esta madrugada han protagonizado un enfrentamiento. Serán los diestros Manuel Escribano, Rubén Pinar y Juan del Álamo los encargados de lidiar por la tarde con los astados a partir de las 18.30 horas.

Consulta aquí más noticias de Navarra.