Seis heridos, tres por asta de toro, en el primer encierro de Sanfermines 2019

Los toros de la ganadería salmantina de Puerto de San Lorenzo, en la calle Estafeta, durante el primero de los encierros de estos Sanfermines 2019.
Los toros de la ganadería salmantina de Puerto de San Lorenzo, en la calle Estafeta, durante el primero de los encierros de estos Sanfermines 2019.
Jesús Diges / EFE

La ganadería salmantina Puerto de San Lorenzo ha protagonizado el primer encierro de los Sanfermines 2019 que ha resultado rápido y emocionante, con momentos de peligro y seis corredores heridos, tres de ellos por asta de toro, según el segundo balance facilitado por el Complejo Hospitalario de Navarra.

A los pocos minutos de finalizar la carrera protagonizada por los toros de la ganadería salmantina del Puerto de San Lorenzo se ha confirmado una primera herida por asta de toro, a la que, en un segundo balance, se han sumado otras dos, una de ellas, según indica Cruz Roja, de un corredor trasladado al hospital desde la enfermería de la plaza de toros.

Según el parte médico facilitado por el Gobierno Foral, V.C.A., de Autol (La Rioja), de 40 años, ha sufrido una cornada en el muslo izquierdo y una luxación del hombro derecho en tramo de Estafeta. Su pronóstico es menos grave y tras pasar por el quirófano ha quedado ingresado en Traumatología.

Los otros dos heridos por asta de toro son dos ciudadanos estadounidenses, uno de ellos A.M., de 23 años y de Florence (Kentucky), ha sido alcanzado por el toro en el tramo de Telefónica y presenta una cornada en el muslo izquierdo y un traumatismo craneoencefálico leve. Su pronóstico es igualmente menos grave y también queda ingresado en Traumatología después de pasar por el quirófano.

El otro estadounidense corneado es J.A., de 46 años de San Francisco, quien ha sufrido una cornada en el cuello de pronóstico grave en la plaza de toros. Tras ser intervenido ha quedado ingresado en Cirugía Maxilofacial.

Además, J.G.O, de San Sebastián, de 18 años, ha sufrido un traumatismo craneoencefálico de pronóstico leve en el tramo de Telefónica y queda en Observación.

Con traumatismos han sido trasladado al hospital dos corredores más, desde el tramo de Telefónica, A.G.B de Barcelona, de 23 años, que presenta heridas de pronóstico reservado y desde el callejón, con heridas de pronóstico menos grave, M.P.R., de 38 años de Calahorra (La Rioja).

Encierro rápido

Con muchísimos corredores en la calle al coincidir el primer encierro de las fiestas en domingo, los astados han partido puntuales a las ocho de la mañana de los corrales de Santo Domingo para completar el recorrido en 2 minutos y 41 segundos.

La caída de un toro en la parte final de la calle Estafeta ha roto el grupo y ha generado los mayores momentos de peligro al quedarse rezagado y volverse sobre sus pasos en el tramo de Telefónica, hasta que los corredores han logrado reconducirlo y guiarlo hasta la plaza, donde ya había entrado el resto de la manada.

Los de Puerto de San Lorenzo han abandonado los corrales con un toro colorado en cabeza junto a los cabestros y así ha ido cogiendo velocidad en los primeros metros de la cuesta de Santo Domingo, seguido por el resto de sus hermanos, uno de los cuales se ha resbalado y ha caído pero sin mayores consecuencias, al reincorporarse rápidamente.

Algo más estirados, pero juntos, han llegado a la plaza Consistorial, que han atravesado a gran velocidad al igual que la calle Mercaderes, para llegar hasta la curva de la Estafeta que han superado sin caer, pero rozando la pared, lo que ha contribuido a que la manada se estirara.

Esto ha favorecido las carreras de los mozos en este tramo, en el que un toro negro ha tomado la delantera y ha rebasado al colorado que hasta entonces iba en cabeza.

Otro toro negro se ha sumado a ellos y junto con los cabestros han abierto un pequeño hueco con el resto de la torada que ha quedado definitivamente rota al caer al suelo al final de esta calle un toro negro, que ha finalizado la carrera en solitario.

En estos últimos metros se han vivido momentos de tensión al arremeter el toro contra algunos corredores y darse la vuelta, lo que ha obligado a los más experimentados a intervenir para reconducirlo a la plaza, donde segundos antes habían accedido sus hermanos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento