Teresa presenta su plato al jurado de 'MasterChef'.
Teresa presenta su plato al jurado de 'MasterChef'. RTVE

Dos de los mejores cocineros españoles, Dabiz Muñoz y Quique Dacosta, ambos con tres estrellas Michelin, fueron los primeros que retaron a los finalistas (Aitana, Teresa, Aleix y Valentín) de la séptima edición de Masterchef con sus creaciones para que las imitaran y lograr la chaquetilla y su ansiado pase a la gran final del programa.

La primera prueba consistió en cocinar, a la vez que el chef de Diverxo, fue un salmonete asado con galenga. Una prueba sin tiempo en el cronómetro, sino que lo marcaba el cocinero. Una vez terminó, los concursantes tuvieron un minuto para emplatar.

La carrera por ser la primera duelista la ganó Teresa, con Aleix en segundo lugar. El propio Muñoz alabó el plato de la fotógrafa: "Lo serviría en mi restaurante. Sobre todo, me ha sorprendido el enrollado de las empanadillas", afirmó.

Tras esa victoria, Teresa logró la chaquetilla y el pase al duelo final, donde luchará con uno de sus compañeros por el primer premio del programa: el trofeo que le acredita como ganador, 100.000 euros, la publicación de su propio libro de recetas y un máster en Cocina, Técnica y Producto impartido por la prestigiosa Facultad de Ciencias Gastronómicas Basque Culinary Center. El segundo y el tercer clasificado también se formarán en este centro con un máster en Pastelería y un Curso de Especialización de ocho semanas de duración.

La siguiente prueba, esta vez en exteriores, trasladó a Aitana, Aleix y Valentín a Dénia, donde el chef Quique Dacosta les dio las instrucciones para que elaboraran un menú elaborado por él para conquistar el paladar de los doce duelistas de las seis finales anteriores del talent culinario.

Durante la prueba, y con ayuda de Pepe Rodríguez y Jordi Cruz, los tres fueron sacando sus platos, y pese a los errores de sus compañeros, Aitana fracasó en la elaboración de su plato, marcando un pichón sin quitarle las vísceras y no tener todos los ingredientes perfectos para la elaboración del plato, y tuvo que ser Dacosta el que prepara el plato.

Al final, fue Aleix el que ganó la chaquetilla que le dio el pasó a la prueba final para enfrentarse a Teresa por el triunfo en el programa de Televisión Española.