La manada, Cabezuelo
El exmilitar de la Manada, Alfonso Jesús Cabezuelo, se aleja de los Juzgados de Sevilla tras firmar. Pepo Herrera / EFE

La Policía Nacional ha detenido este viernes a los cinco miembros de La Manada poco después de conocerse el fallo del Tribunal Supremo que eleva sus condenas a 15 años de prisión por un delito continuado de violación, según han confirmado la Policía Nacional.

Dos de los condenados, en concreto José Ángel Prenda y Alfonso Jesús Cabezuelo, han sido los primeros detenidos por la Policía Nacional en Sevilla, su ciudad de residencia, merced a una orden de búsqueda y captura emitida en su contra.

A las 15.45 horas, habían sido detenidos todos los integrantes de este grupo excepto Ángel Boza, que fue arrestado pasadas las 16.30 horas, según ha confirmado a Europa Press fuentes policiales. Los cinco arrestados pasarán a disposición de un juez de guardia de Sevilla para cumplir con el ingreso en prisión inmediato ordenado por el TSJ de Navarra.

Boza, el último arrestado, fue condenado por el Juzgado de lo Penal número 10 de Sevilla como autor de un delito leve de hurto y un delito leve de lesiones por el robo de unas gafas el 1 de agosto de 2018 en un centro comercial de la capital andaluza. Un juez lo absolvió del delito de robo con violencia y ordenó su puesta en libertad, ya que ingresó en prisión de nuevo por estos hechos.

Las detenciones se han llevado a cabo merced a una orden de búsqueda y captura emitida en su contra tras conocerse el fallo del Supremo en torno a las 14.46 horas de este viernes. Según las citadas fuentes, ninguno de los detenidos ha tratado de huir de Sevilla, la ciudad donde residen.

José Ángel Prenda, Alfonso Cabezuelo, Ángel Boza, Antonio Manuel Guerrero y Jesús Escudero han acudido a la sede de los Juzgados de Sevilla para cumplir con su obligación de firmar en sede judicial tras la sentencia del TSJ de Navarra ahora corregida por el Supremo.

Agustín Martínez Becerra, abogado defensor de La Manada, había manifestado al respecto a Europa Press que una vez dictada la sentencia del Supremo, "todos" ellos iban a ser detenidos de manera "inmediata"