Emiliano García-Page.
El presidente de Castilla La-Mancha, el socialista Emiliano García-Page. JCCM

A diferencia de sus postura a nivel nacional, con Albert Rivera anclado en el no es no a la investidura de Pedro Sánchez, Ciudadanos y PSOE gobernarán de forma conjunta en más de 20 municipios de Castilla La-Mancha. Así lo acordaron este juegves ambos partidos, que firmaron un decálogo propuesto por la formación naranja para aplicar en todas las localidades donde gobiernen.

La primera de las medidas firmadas supone un apoyo expreso a "la unidad de España y el Estatuto de las Autonomías" que incluye la utilización de "todos los instrumentos" para hacer frente al separatismo y a cualquier amenaza "hacia nuestro orden constitucinal". Esto incluye expresamente la aplicación del artículo 155 en Cataluña en caso necesario.

Es precisamente esta medida la que justifica Ciudadanos para gobernar con los socialistas pese al veto nacional ya que, con la firma de este decálogo, contradice "las políticas de Pedro Sánchez", en palabras de los diputados autonómicos Sandro Ruiz y Carmen Picazo.

También incluye la reducción de impuestos a nivel municipal suprimiendo incluso "la plusvalía municipal" sobre vivienda en herencias y donaciones entre parientes de primer grado; garantizar las plazas de Educación Infantil de 0 a 3 años, así como garantizar los servicios públicos necesarios en todos los municipios rurales y urbanos como medida para luchar contra la despoblación.

Entre las 10 medidas, figura el compromiso de luchar contra la corrupción de manera que cualquier imputado por casos de corrupción sea apartado de su cargo "hasta que se aclare su situación judicial" o medidas de ayuda a los autónomos. También luchar contra la okupación ilegal, mejorar la calidad del aire y trabajar para que el transporte público llegye a todos los lugares de cada municipio, además de poner en marcha las medidas acordadas en el Congreso en el Pacto de Estado contra la Violencia Machista.

Los municipios donde gobernarán PSOE y Ciudadanos

Según el acuerdo alcanzado este jueves, en Ciudad Real y Albacete se repartiran dos años de gobierno para cada formación. En el caso de Albacete, la alcaldía durante los dos primeros ejercicios estaría en manos de Ciudadanos, mientras en Ciudad Real la formación liberal gobernaría los dos últimos años de legislatura. Respecto al ayuntamiento de Guadalajara, la primera tenencia de alcaldía recaería en manos de un concejal de Ciudadanos. De la misma manera, se acuerda conformar una mayoría para la Diputación de Guadalajara que estará presidida por el PSOE.

A estas capitales de provincia, se suman los acuerdos alcanzados en aquellos municipios manchegos donde la suma de ambas formaciones alcanza la mayoría absoluta. Así se llevará a cabo en los consistorios de Casas Ibáñez y Lietor en la provincia de Albacete; Jadraque y Uceda en la provincia de Guadalajara.

Aldea del Rey, Villanueva de los Infantes, Villarta de San Juan, Villamanrique, Villanueva De la Fuente en la provincia de Ciudad Real; Camuñas, Corral de Almaguer, Fuensalida, Madridejos, Ocaña y San Pablo de los Montes en la provincia de Toledo. Así mismo, Ciudadanos ostentará las alcaldías de los municipios toledanos de Borox, Dosbarrios y Yunclillos con el apoyo del PSOE.