Presidente de C-LM, Emiliano García-Page
El presidente de Castilla La-Mancha, Emiliano García-Page. JCCM

El acuerdo entre Ciudadanos y PSOE pasa por repartirse el bastón de mando en las capitales de Ciudad Real y Albacete a razón de media legislatura para cada partido, mientras que el partido de Albert Rivera apoyará un Gobierno de los socialistas durante toda la legislatura en Guadalajara, según han confirmado a Europa Press fuentes de la negociación de ambos partidos.

De esta manera, el PP perdería la Alcaldía de Albacete y Manuel Serrano dejará el bastón de mando a Emilio Sáez (PSOE), que fue la fuerza más votada empatando a 9 ediles con el PP; y al cabeza de lista de Cs, Vicente Casañ, que obtuvo cinco ediles en las elecciones municipales.

En el caso de Ciudad Real, también la socialista Pilar Zamora fue la fuerza más votada recabando 10 actas por 9 del PP de Francisco Cañizares. Ahora, la suma entre socialistas y Cs permite una mayoría que facilitará dos años de Alcaldía para Zamora y otros dos Eva María Masías (Cs). En ambas alcaldías, según precisan las mismas fuentes, aún no está del todo decidido quién se hará primero con el bastón de mando el sábado.

Por último, en Guadalajara el socialista Alberto Rojo será el alcalde durante la próxima legislatura, arrebatando así al PP el segundo ayuntamiento más importante de la Comunidad Autónoma, en manos de Antonio Román desde 2007. Con este pacto, la formación naranja apoyará puntualmente el mandato, al igual que la investidura.

El PSOE se adhiere al decálogo de Ciudadanos

Como parte de este acuerdo, y según confirman desde Ciudadanos a Europa Press, el PSOE se adhiere al decálogo propuesto por la formación naranja. Este documento incluye extremos como suscribir la defensa de la unidad de España con mención específica de defensa para aplicar el artículo 155 en Cataluña.

Además, el PSOE se compromete expresamente a no gobernar con Podemos en ninguna capital de provincia. Este extremo sólo era posible en Toledo, pero el resultado obtenido por la candidatura socialista de 12 actas --al borde de la mayoría absoluta-- le permitirá gobernar en solitario sin necesidad de sumar a los dos ediles conseguidos por la confluencia de izquierdas.

Más alcaldías

Además, el acuerdo implica llegar a acuerdos de gobernabilidad en aquellas localidades donde ambos partidos suman mayoría absoluta. Así, en la provincia de Albacete, esta suma de fuerzas podrá gobernar en Bogarra y en Casas Ibáñez. En esta provincia, el único escollo que queda es Liétor, donde aún no se ha cerrado un acuerdo.

En Ciudad Real, el acuerdo implica Aldea del Rey, Villamanrique, Villanueva de la Fuente, Villarta de San Juan y Villanueva de los Infantes. En Guadalajara, además de la capital, queda blindada la Alcaldía de El Casar.

Dentro de la provincia de Toledo hay varias alcaldías importantes en la misma situación, como Ocaña, Carranque, Corral de Almaguer, Dos Barrios, San Pablo de los Montes, Olías del Rey, Lucillos, Madridejos y Fuensalida. Además, en Arcicóllar, volverán a sumar fuerzas para evitar que gobierne el PP --la fuerza más votada--, como ya ocurrió la pasada legislatura.

En concreto, en Bogarra, socialistas y Ciudadanos suman 5 actas por 2 del PP; en Casas Ibáñez 6 contra 4; en Aldea del Rey 6 contra 5; en Villamanrique 6 contra 3; en Villanueva de la Fuente 6 contra 5; en Villarta de San Juan 7 frente a 4; y en Villanueva de los Infantes 7 frente a 6.

En El Casar, la suma de fuerzas en favor de PSOE y Cs queda con 8 contra 5 ediles del PP; en Ocaña 10 a 5 --si bien aquí Vox tenía dos ediles más y podrían haber sumado las tres derechas--; en Carranque 6 a 4; en Corral de Almaguer 7 a 6 --arrebatando la Alcaldía al PP, que fue la fuerza más votada--; en Dos Barrios 7 a 4; en Olías del Rey empatarían a 6 escaños y el edil de Podemos será decisivo; en San Pablo de los Montes socialistas y naranjas sumarían 5 por 4 concejales del PP; en Lucillos 5 a 2; en Madridejos 9 a 8; y en Fuensalida 9 a 7. En Liétor, que aún está en duda, PSOE tiene 4 ediles, PP 3 y Cs 2.

Misma propuesta en Madrid

El partido naranja ha hecho la misma propuesta para gobernar en el Ayuntamiento de Madrid. Este jueves, en una reunión entre los equipos negociadores de PP y Ciudadanos, el partido de Albert Rivera ha propuesto repartirse la alcaldía entre José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís. Los populares ya han rechazado la idea tachándola de "ocurrencia".