La Mesa del Congreso ha decidido suspender de sus funciones a Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, en prisión preventiva por la causa del procès. El órgano presidido por la socialista Meritxell Batet ha tomado esta decisión tras conocer el informe de los letrados de la Cámara Baja, que avalan la suspensión atendiendo al artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim).

Esta decisión se ha tomado con los votos a favor de PSOE, PP y Ciudadanos y con los únicos votos en contra de Podemos, que "solicitaba más tiempo para estudiar detenidamente el informe", ha explicado Batet en rueda de prensa.

Con dicha suspensión, el cómputo de las mayorías -actualmente en 176- queda alterado por la ausencia de cuatro diputados de los 350 totales. Batet ha anunciado que ha solicitado otro informe a los letrados del Congreso para estudiar la nueva composición de la Cámara y, por tanto, las mayorías, un aspecto clave, por ejemplo, para la investidura de Pedro Sánchez.

"Es la decisión más prudente y garantista", ha señalado Batet, que ha defendido la solicitud del informe a los servicios jurídicos dada la "complejidad y delicadeza" del asunto y al que pidió previamente al Tribunal Supremo, alegando que el auto del 14 de mayo era anterior a la toma de posesión de los diputados encarcelados.

El mismo martes que tuvo lugar la constitución de las Cortes para dar comienzo la XIII legislatura, partidos como PP y Ciudadanos exigieron la suspensión de los diputados encarcelados, mientras que miembros del Gobierno ya la daban por hecho al considerar que era "obvio" por la "claridad" con que estaba especificado este supuesto en el Reglamento de la Cámara.

No obstante, y siguiendo con la recomendación de los letrados, la suspensión se ha llevado a cabo atendiendo a la Ley de Enjuiciamiento Criminal en lugar de hacerlo acorde al Reglamento del Congreso.