Nacidos durante la posguerra, en una época dominada por el hambre y la miseria, los silos del Servicio Nacional de Agricultura fueron enormes construcciones para el almacenamiento de trigo que emergieron, cual setas, en el paisaje urbano de todo el país.

Actualmente en desuso la mayoría de ellos, su majestuosidad arquitectónica sigue despertando interés como obras singulares de ingeniería (muchas de estas catedrales del trigo miden más de 20 metros de altura). Solo en Castilla-La Mancha existen un total 129 y dentro de esta Comunidad, la provincia de Ciudad Real acaba de presentar un singular proyecto, bautizado como Titanes, que tiene como objetivo proporcionarles una segunda vida.

Se trata de un proyecto transversal con varios objetivos. Por un lado, recuperar el patrimonio rural; por otro, apostar por el arte urbano como vehículo para conseguirlo; y, además, promover la inclusión social implicando en este proceso a 450 personas con capacidades diferentes.

Un auténtico museo al aire libre, en cuya ruta ya se incluyen media docena de silos 'resucitados', y cuyo número aumentará próximamente. Detrás de esta iniciativa se encuentran, además de la diputación de Ciudad Real, el artista Okuda San Miguel y su equipo Ink and Movement, que actúa como comisario artístico del proyecto; y la asociación Laborvalía, que apoya la integración social y laboral de personas con discapacidad.

Okuda, todo un experto en el arte de recuperar lugares en estado comatoso -suyo es también el proyecto que transformó la iglesia abandonada de Santa Bárbara en Llanera (Asturias) en un templo dedicado al arte y skate rebautizado como Kaos Temple-, ha reclutado para la ocasión a 14 artistas internacionales que serán los encargados de pintar diez silos repartidos por toda Ciudad Real con la inestimable colaboración de los voluntarios vinculados a Laborvalía.

De esta manera encontramos nombres imprescindibles dentro del arte urbano como Bicicleta sem Freio, Daniel Muñoz, Demsky J., Equipo Plástico (formado por Eltono, Nuria Mora, Nano4814 y Sixe Paredes), Fintan Magee, Hell'O, Smithe, Nychos, Ricardo Cavolo y Spok Brillor, junto con el propio Okuda.

Por el momento, las localidades de Calzada de Calatrava, Ciudad Real, Manzanares, Malagón, La Solana, Corral de Calatrava, Herencia, Porzuna y Villanueva de los Infantes han sido las primeras en sumarse a la iniciativa 'titánica', que se desarrollará progresivamente hasta el mes de octubre, y que pretende, en palabras del propio Okuda, "cambiar, a través del arte, la imagen que la sociedad tiene de las personas con discapacidad".

De esta manera y trabajando mano a mano, los brasileños Bicicleta sem Freio ha presentado ya en La Solana su mural Os gigantes de la Mancha en el que han querido representar "el poder de la creatividad y de la imaginación". Por su parte, el propio Okuda se instaló en el pueblo natal de Pedro Almodóvar, Calzada de Calatrava, para transformar su silo en un homenaje a los personajes del realizador manchego junto a referencias locales como El Quijote o los templarios. El resultado lo ha bautizado como Legends from La Mancha.

Los belgas Hell'O, han decorado su silo en Malagón con elementos inspirados en el paisaje manchego; en Manzanares, Daniel Muñoz colabora junto a Spok Brillor en un silo que "reafirma el edificio desde un punto de vista arquitectónica" y a su lado, el Equipo Plástico rinde homenaje a "las tonalidades y patrones de las tierras colindantes, sus texturas y matices". El mexicano Smithe junto al alicantino Demsky J. han unificado sus estilos en Corral de Calatrava para dar vida a Parábolas del pensamiento.