Alejandra Rubio
Alejandra Rubio, hija de Terelu Campos, posa muy sonriente en el 'photocall' de su fiesta por su 19 cumpleaños. GTRES

Está siendo una etapa difícil en la vida del clan de las Campos. Por un lado, María Teresa Campos ha sido desplaza en Telecinco por Isabel Pantoja y toda su cohorte, Carmen Borrego dijo adiós a Sálvame, a Terelu Campos se le ha complicado su recuperación y... ahora su hija ha destapado sus problemas con la escoliosis.

Alejandra Rubio, de 19 años, en un vídeo de su serie Black Sheep (Oveja negra, en inglés) para el canal de Internet MtMad de Mediaset, ha desvelado su enfermedad y todo lo que conlleva para intentar conciliar esa pesada carga y una vida normal.

La hija de Terelu comienza expicando la razón de su vídeo: los comentarios que recibió en una entrega anterior por haberlo mencionado de pasada -a tenor de su, en teoría, imposibilidad para llevar tacones-. Además, quiere que sea una desestigmatización de una dolencia que padecen muchas personas en el mundo.

Ver esta publicación en Instagram

Hoy a las 00:00 es mi CUMPLE😍👏🏼🖤 I’m so Happy

Una publicación compartida de ALX 🖤 (@alerubioc) el23 Mar, 2019 a las 6:59 PDT

Rubio confiesa que se dio cuenta de este problema cuando tenía 15 años por unos dolores insoportables en la espalda, razón por la que su padre, Alejandro Rubio, la llevó a que le hicieran una radiografía que confirmó "una gran escoliosis".

Según ella, "todo empezó a raíz de montar en moto por el campo". Al no saber a ciencia cierta cómo le surgió la desviación de la columna, ella piensa que se debe a su peso: "Como peso tan poco, yo creo que me fastidió la espalda [mientras hace los gestos de ir en moto por un campo con desniveles], pero bueno, puede deberse a muchísimas cosas".

Pánico al quirófano

Antes de enseñar una fotografía de su primera radiografía (la última se la realizó hace dos meses y "sigue igual"), la joven ahonda en el pánico que le da la posible cirugía que quizá acarree su enfermedad.

"O me la cuido o al final voy a tener que pasar por quirófano porque me duele muchísimo siendo tan joven y es un verdadero tostón", asegura alguien que ha visto pasar por el hospital a su madre hasta en tres ocasiones, y otras tantas a otros miembros de su familia.

Tras enseñar la fotografía, ella misma asegura que tiene "una desviación potente, una S", añadiendo que esto también le ha desviado la pelvis. Rubio sabe que la escoliosis le "condiciona un poco la vida" que puede llevar y, además, le ha "creado complejos".

Ver esta publicación en Instagram

🖤

Una publicación compartida de ALX 🖤 (@alerubioc) el3 Abr, 2019 a las 8:51 PDT

"Cuanto más delgada estoy, que encima ahora me cuesta engordar, más se me nota", afirma mientras recuerda lo difícil que le resulta ir a la playa ahora o una anécdota en una discoteca cuando, por llevar tacones sin plataforma, hubo un momento en que no se podía mover, la tuvo que llevar su novio Álvaro a casa y hasta le costaba respirar.

Ahora lleva la cuenta: cada mes o mes y medio padece estos dolores. "Parece que soy una persona mayor. Lo paso realmente mal con esto, es un sufrimiento constante. El médico me ha dicho que tengo que nadar, de lo contrario voy al quirófano", comenta, aunque casi odia nadar porque es muy escrupulosa y las piscinas públicas y gimnasio le dan "asco".