Alejandra Rubio
Alejandra Rubio, en el vídeo donde cuenta lo mal que lo pasó con una portada que insinuaba que tenía problemas de anorexia. MTMAD

Alejandra Rubio ha confesado esta semana cuál ha sido uno de los peores episodios de su vida personal. La hija de Terelu Campos, que cuenta su día a día en un canal de MTMAD, ha hablado del momento en el que estalló la polémica por su físico tras unas imágenes en una revista que hizo que muchos la criticaran en las redes sociales por su delgadez.

"En su día tuvo mucha repercusión mediática y fue un tema del que se habló mucho: que yo tenía anorexia y que yo en Instagram hacía culto a la anorexia icitando a las mujeres y niñas a que tuvieran un cuerpo como el mío", comienza explicando la joven en el vídeo.

"Me hicieron mucho daño esos comentarios, lo pasé realmente mal", se ha sincerado Alejandra Rubio. El origen de aquellos comentarios, indica, fue una portada en la revista Rumore, sobre la que Rubio califica que "no es real, yo no estoy así".

"Yo me estaba agachando para coger algo en la arena, y me hicieron una foto dando a entender que realmente yo tenía un problema alimenticio grave", prosigue. Aquella portada, que salió dos semanas antes de Selectividad, le impactó tanto que tuvo sus consecuencias: "No me presenté a Selectividad, pasé semanas muy triste, no quería salir, no quería hacer nada porque fue un shock para mí".

Rubio ha reconocido que con esas imágenes "fueron a hacerme daño y realmente lo consiguieron".

Además, las fotografías revelaron una serie de tatuajes que Rubio no había dicho a su madre que tenía. "Tuve que llamarla para decirle lo que había pasado y además contarle lo de los tatuajes", cuenta.

La reacción de su pareja, Álvaro, fue muy diferente. "Me dijo 'quítate la camiseta que te voy a hacer una foto'. En ella se me ve que realmente no estoy tan delgada como las fotos que publicaron. Soy una chica delgada, pero no se me notan las costillas como en esa portada. Lo hicieron con mala intención", concluye.

Fue entonces cuando la hija de Terelu decidió publicar esa fotografía en Instagram para dar por zanjada la polémica.

Ver esta publicación en Instagram

Vivimos en un mundo en el que parece que hay que pedir perdon por tener personalidad.

Una publicación compartida de ALX 🖤 (@alerubioc) el28 Nov, 2018 a las 11:22 PST