Alejandra Rubio, la hija de Terelu Campos, ha decidido salir al paso de los rumores sobre su extrema delgadez y ha colgado una fotografía en su cuenta de Instagram con la intención de disipar toda duda.

Para la instantánea, donde aparece tomándose un relajante baño, Alejandra ha optado por no incluir ningún texto junto a ella, a excepción de un sencillo emoticono de una cara con el dedo índice sobre los labios, en expresión de mandar a callar.

El pasado miércoles, su madre aseguró para la revista Lecturas que iba a acabar con el tema de la supuesta anorexia de su hija "con mecanismos legales", dando a entender una posible demanda si se sigue acosando a Alejandra, lo cual consideraba "asqueroso" y "una bestialidad".

La colaboradora de Sálvame se quejaba de que se tratase de una forma tan frívola una enfermedad, dado que amigas de su hija la habían padecido y, precisamente por ello, ella sabe "lo terrible que es".