El candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro S√°nchez, acompa√Īado por su mujer, Mar√≠a Bego√Īa G√≥mez, Carmen Calvo (i) y Adriana Lastra
El candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro S√°nchez, acompa√Īado por su mujer, Mar√≠a Bego√Īa G√≥mez, Carmen Calvo (i) y Adriana Lastra. EFE

El 'Manual de Resistencia' le sigue funcionando. Con su victoria en las urnas, Pedro Sánchez, el resistente, ya tiene escrito el tercer acto del relato épico que empezó cuando ganó las primarias del PSOE a Susana Díaz. Ese fue el primer acto. El segundo, el triunfo de su moción de censura contra Mariano Rajoy.

A sus 47 a√Īos, el madrile√Īo Pedro S√°nchez ha conseguido lo que m√°s falta le hac√≠a: ser el m√°s votado por los espa√Īoles en las urnas y callar a los que le han estado llamando "okupa" desde que accedi√≥ a la Moncloa hace once meses con la moci√≥n de censura.

Lo ha conseguido con una campa√Īa conservadora, dise√Īada para no correr riesgos, aunque finalmente corri√≥ dos: los dos debates televisivos en los que tuvo que participar. Hace solo dos a√Īos que S√°nchez se hizo con las riendas del PSOE con un proyecto de izquierdas y una candidatura que ilusion√≥ a las bases m√°s rebeldes e inconformistas. Hoy ha ganado las elecciones generales con su perfil m√°s "moderado, sensato y cabal", como le gusta decir.

Un alarde de "camaleonismo" pol√≠tico, para unos, y de liderazgo vers√°til, para otros, que ha devuelto al PSOE al primer puesto del podium electoral once a√Īos despu√©s de su √ļltima victoria.¬†

La etiqueta de producto "antifrágil" que le ponen sus asesores le definen más que nunca. Está por ver si resiste también el mandato "¡Con Rivera, no!" que le han impuesto los militantes esta noche, y las presiones que previsiblemente recibirá para negociar un gobierno con Cs.

Entrada en política

Con 26 a√Īos fue asistente en el Parlamento Europeo de la socialista B√°rbara D√ľhrkop y despu√©s fue miembro del gabinete del alto representante de la ONU en Bosni, Carlos Westendorp, durante la guerra de Kosovo. Pero su entrada oficial en pol√≠tica fue en 2003, en el ayuntamiento de Madrid, en la candidatura de Trinidad Jim√©nez, que no se convirti√≥ en alcaldesa, pero en 2006 ofici√≥ como concejal la boda de S√°nchez con Bego√Īa G√≥mez. Tienen dos hijas en edad escolar, a las que mantienen alejadas de la esfera p√ļblica. S√≥lo las ha expuesto, indirectamente, cuando La Moncloa public√≥ en redes sociales dos notas que dejaron para √©l en su sitio de la mesa del Consejo de Ministros. Fue el pasado mes de septiembre, cuando arreciaban las cr√≠ticas contra √©l por el supuesto plagio de su tesis doctoral.

Como en el ayuntamiento madrile√Īo, su llegada al Congreso tambi√©n fue por renuncia de un compa√Īero. En 2009, la renuncia de Pedro Solbes para convertirse en comisario europeo convirti√≥ a S√°nchez en diputado. "Fue pura casualidad", reconoci√≥ entonces un discreto parlamentario que, mientras, segu√≠a escalando posiciones en el PSOE.

"Me gusta ser 'fontanero", reconoci√≥ en una entrevista en 2011. No era para menos, porque entonces formaba parte del c√≠rculo de confianza del entonces secretario de Organizaci√≥n del PSOE, Jos√© Blanco, junto a Antonio Hernando y √ďscar L√≥pez. Con los tres termin√≥ distanciado. La experiencia m√°s dolorosa fue con Hernando, que defendi√≥ con S√°nchez el "no es no" a Rajoy y termin√≥ defendiendo la abstenci√≥n desde la tribuna del Congreso. Hace unas semanas, dej√≥ fuera de las listas al Parlamento Europeo a Blanco que acept√≥ su exclusi√≥n "con deportividad", seg√ļn un colaborador de S√°nchez, y anunci√≥ sin una mala palabra p√ļblica u retirada de la pol√≠tica.

Desde su esca√Īo en el Congreso S√°nchez presenci√≥ la sucesi√≥n de Jos√© Luis Rodr√≠guez Zapatero por parte de Alfredo P√©rez Rubalcaba y entr√≥ en escena cuando en 2014 el entonces diputado Eduardo Madina forz√≥ al PSOE a celebrar primarias para sucederle. S√°nchez lo niega, la √ļltima vez en sus memorias, pero la versi√≥n institucionalizada es que √©l fue el candidato al que recurri√≥ la entonces todopoderosa presidenta de la Junta de Andaluc√≠a, Susana D√≠az, para no tener que exponerse ella al voto de los militantes. En las siguientes elecciones, de diciembre de 2015, perdi√≥ por primera vez contra Rajoy y el PSOE cay√≥ hasta los 110 esca√Īos, que volvieron a menguar hasta 84 en junio de 2016. Pero empez√≥ la √©pica que ha rodeado al hoy presidente del Gobierno.

No es no

El "no es no" que en esta precampa√Īa ha recuperado para negar la independencia de Catalu√Īa naci√≥ con el rechazo a abstenerse a la investidura de Rajoy en 2015 y en 2016, que le llev√≥ a ser defenestrado de la secretar√≠a general del PSOE y a dejar su esca√Īo. Al borde de las l√°grimas, anunci√≥ que dejaba su acta para empezar a recorrer las agrupaciones socialistas en busca de apoyos para volver a ganar las primarias. Pocos le creyeron, pero es justo lo que hizo en mayo de 2017, cuando, menos en Andaluc√≠a, derrot√≥ por toda Espa√Īa a Susana D√≠az.

Las primarias dejaron el partido partido en dos pero también dieron el poder absoluto a Sánchez. Quince días después, presentó la moción de censura contra Rajoy que le llevó a la Moncloa, entre reproches por parte de PP y Ciudadanos por supuestos oscuros pactos con los independentistas catalanes y por no pasar por las urnas.

Lo volver√° a hacer el 28-A, con unas listas electorales donde ha laminado a sus cr√≠ticos y en las que ha embarcado a casi todos sus ministros, menos a la titular de Econom√≠a, Nadia Calvi√Īo. El resto, incluidos independientes como el astronauta Pedro Duque, parecen entusiasmados y conf√≠an en una victoria como la que los socialistas hace mucho que no viven. Si se da el caso, S√°nchez conseguir√° el hito que le falta en su intensa vida pol√≠tica, ganar unas elecciones. Despu√©s habr√° que ver si logra formar gobierno o, a su pesar, S√°nchez vuelve a marcar un r√©cord y se convierte en el primer presidente en democracia en estar en el cargo una sola legislatura.

Equipo

En los √ļltimos diez meses hay varias personas claves en el entorno de S√°nchez, llamados a seguir al lado del todav√≠a presidente. Exasesor de varios dirigentes del PP en el pasado, su jefe de gabinete, Iv√°n Redondo, ha sido clave en la toma de decisiones tan importantes como presentar la moci√≥n de censura o adelantar elecciones. En el Gobierno ha sido central el puntal pol√≠tico que S√°nchez ha tenido en su vicepresidenta, Carmen Calvo, que el 28-A le acompa√Īa como n√ļmero dos en su lista, por Madrid. Por Barcelona, la hoy ministra de Pol√≠tica Territorial, Meritxell Batet, mantendr√° su cometido relacionado con el independentismo catal√°n.

Entre el Gobierno y el partido, S√°nchez entreg√≥ una enorme cuota de poder Jos√© Luis √Ābalos, que ha desempe√Īado el combinado que tradicionalmente los presidentes atribuyen a sus hombres fuertes, el Ministerio de Fomento y la Secretar√≠a de Organizaci√≥n del partido. Junto a √©l en Ferraz, el navarro Santos Cerd√°n ha manejado tr√°mites internos tan importantes como la elaboraci√≥n de las listas electorales como secretario ejecutivo de Coordinaci√≥n Territorial.