El PSOE ganaría las elecciones generales del 28 de abril con el 30,2% del voto estimado, que le daría entre 123 y 138 escaños. Esto supone casi el doble de intención de voto que el PP (17,2% de sufragios y entre 66-76 escaños), según refleja el macrobarómetro electoral del CIS.

PSOE con Unidas Podemos y En Comú Podem sumarían, en el tramo máximo, 179 escaños, lo que supone tres por encima de la mayoría absoluta. Analizado el escenario con menos escaños, la suma de los partidos de izquierdas da 156, por lo que necesitarían del apoyo de los independentistas.

De no prosperar el 'cordón sanitario' anunciado por Ciudadanos en campaña, la coalición PSOE-Cs también sumaría para gobernar, con 189 escaños.

Por su parte los partidos de centro derecha y derecha (PP, Ciudadanos, Vox y Navarra Suma) se quedan en el tramo más alto de la horquilla en un total de 168 escaños.

Por detrás de PSOE y PP, estaría como tercera fuerza política Ciudadanos, con un 13,6% de los votos (lo que le daría entre 42 y 51 escaños), seguido muy de cerca por Unidas Podemos En Comú Podem (33-41 escaños), que estaría levemente por delante de Vox (11,9% y entre 29 y 37 escaños).

Resulta llamativo el incremento de la estimación de voto de ERC, que con un 4,5% obtendría entre 17 y 18 escaños.

El resto de partidos con escaños serían Compromís (1-2), JxCat (4-5), EaJ-PNV (6), Bildu (3-5), Navarra Suma (UPN, PP y Ciudadanos 1 ó 2). Por su parte Pacma podría tener hasta dos escaños.

El estudio prelectoral es el último del CIS a las puertas del inicio de la campaña. Tiene como base 16.800 encuestas (cuando lo habitual en un barómetro son menos de 3.000), pero fueron realizadas hace dos semanas, a mediados de marzo, cuando todavía no se habían hecho públicos los nombres de las candidaturas.

De hecho, hasta un 25,3% de los encuestados (es decir uno de cada cuatro españoles) no tiene decidido aún el sentido de su voto.

Batacazo del PP respecto a 2016

Las proyecciones que hace el macrobarómetro del CIS revelan un batacazo del Partido Popular respecto a las últimas elecciones: caería de 137 escaños a la horquilla de 66-76. Por contra, el PSOE subiría de los actuales 85 escaños a 123-138. Otra formación al alza es Ciudadanos, que pasaría de 32 a 42-51 escaños.

Unidas Podemos y En Comú Podem también pierden puestos en el Congreso de los Diputados. La formación morada cuenta con 45 escaños que se podrían quedar en 28-34, mientras En Comú Podem bajaría de los 12 actuales a 5-7 y En Marea perdería los cinco escaños que logró en las elecciones generales de diciembre de 2015.

En la estimación de escaños por provincias, resulta llamativo que Unidas Podemos no saque ni un solo escaño en las dos Castillas, ni en Cantabria, Huesca o Teruel. Por su parte Vox saca escaños en todas las Comunidades Autónomas, salvo Asturias, Cantabria, Extremadura, Navarra y País Vasco.

En Cataluña, ERC duplica sus escaños en el Congreso, porque podría saltar de 9 a 17-18. Mientras que JxCat caería de 8 diputados a 4 ó 5.

Sin ser científicamente comparable, porque esta vez sí se ha recogido estimación de voto y reparto de escaños, conviene recordar que en el CIS de febrero el PSOE disparaba su ventaja y era el partido más votado con un 33,3% de los apoyos y superando a la suma del PP y a Ciudadanos, que se quedaban con un 16,7 y 15,3% respectivamente. La encuesta de febrero situaba en cuarta posición, por detrás de PSOE, PP y Cs, a Unidos Podemos y sus confluencias, que obtenían el 14,5% de los apoyos, nueve décimas menos que en el barómetro de enero. La encuesta seguía situando a Vox como quinta fuerza política con el 5,9% de los sufragios -seis décimas menos que en enero-.

Valoración de líderes

Según el este barómetro, todos los líderes nacionales suspenden, aunque Sánchez tiene la mejor calificación, de 4,1 puntos, dos décimas por debajo de la que logró en la anterior encuesta. También baja dos décimas la calificación del líder de Cs, Albert Rivera, el segundo más valorado con 3,7 puntos, mientras que Alberto Garzón, de IU, se mantiene en los 3,6 puntos como tercer dirigente con la mejor nota. La calificación del presidente del PP, Pablo Casado, desciende tres décimas hasta los 3,3 puntos, mientras que el líder de Podemos, Pablo Iglesias se coloca con 3,1, una décima menos. El CIS pregunta por primera vez por el líder de Vox, Santiago Abascal, que obtiene una nota de 2,6.

En este sondeo, el Centro de Investigaciones Sociológicas también pregunta a los encuestados quién preferiría que fuese presidente del Gobierno en estos momentos, y un 28,8% elige al actual jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, muy por encima de los demás. Tras Sánchez, Albert Rivera es el segundo líder nacional al que los encuestados prefieren como presidente, como así apunta un 13,2% de las respuestas, seguido del Pablo Casado, al que prefiere el 10,9%. A Pablo Iglesias le querría de presidente un 6,2%, a Alberto Garzón un 4,5% y a Santiago Abascal el 3,6% de los encuestados. Hay un elevado porcentaje, del 18,2%, que no prefiere a ninguno de estos candidatos para ocupar La Moncloa.