Íñigo Errejón, en la Universidad de otoño de Podemos.
Íñigo Errejón, en una imagen de archivo, aspira a liderar una candidatura conjunta. PODEMOS

Más Madrid, la plataforma que lideran Íñigo Errejón y Manuela Carmena, se muestra abierta a "hablar" sobre la Operación Chamartín. Lo hace después de que IU haya propuesto como condición para fraguar cualquier confluencia que se aborte el actual proyecto, rebautizado como Madrid Nuevo Norte, tal y como ha avanzado 20MINUTOS.ES.

"Estamos dispuestos a hablar los elementos con los que están en desacuerdo, aclararlos y mejorar si algo se estima que se puede mejorar", han afirmado fuentes del equipo del ex número dos de Podemos tras la cumbre para "desbloquear" la candidatura unitaria que ha organizado este lunes en la capital la agrupación madrileña del partido de Alberto Garzón. El entorno de Errejón rechaza, eso sí, frenar este desarrollo urbanístico aún pendiente de aprobación, pero acordado por el Gobierno central, el consorcio empresarial Distrito Castellana Norte y el Ayuntamiento de Carmena.

"Mano tendida" a las peticiones de IU

Por contra, en el borrador compartido con el resto de partidos presentes en la cita -Equo y Anticapitalistas-, IU aboga por "paralizarlo" para replantearlo reduciendo la edificabilidad lucrativa y aumentando el porcentaje de vivienda protegida. Además, la formación reclama "equilibrar el reparto de usos entre residencia y actividad económica" para que "el impacto en la movilidad de la ciudad no sea contradictorio con las políticas de reducir el acceso al centro en vehículo privado y no obligue a afrontar costosas obras públicas". También, "establecer la iniciativa pública del planeamiento y la ejecución del desarrollo urbano" y "definir la dotación de equipamientos sociales" a futuro para no quedarse en los "mínimos legales".

En este sentido, las partes han acordado "estudiar" la iniciativa y presentar "contrapropuestas" a este borrador, que incorpora otros puntos como el desarrollo de primarias proporcionales y coaliciones electorales, según informan fuentes de la reunión. A su término, el secretario general del Partido Comunista de Madrid, Álvaro Aguilera, se ha mostrado consciente de que, pese a que "nadie ha dicho que no", hay "diferencias políticas de fondo", con lo que no descartan que finalmente haya dos listas. IU Madrid celebra este martes una Colegiada extraordinaria para "valorar" la situación.

"Nos emplazamos a seguir con las conversaciones y mantenemos voluntad de acuerdo", responden desde Más Madrid. "Seguimos con la mano tendida: no damos por cerrado nada", agregan, ampliando la invitación a este foro al partido morado.

Carmena ha rechazado valorar la medida en su acto de hoy en una escuela infantil.

Equo cree que "no se cierra nada"

En esta línea, Equo ve todavía "abierta" la "vía de negociación" para "conformar una candidatura unitaria, fuerte, plural y diversa". "Hay poner en valor que es mucho más lo que nos une que lo que nos separa. Esta reunión no agota la vía para continuar las negociaciones y hay que seguir trabajando en la línea de tender puentes entre todos los actores políticos", ha señalado en una nota José Luis Nieto, coportavoz del partido verde.

Por último, desde Anticapitalistas han celebrado la "sintonía" con IU. A su juicio, su borrador va en la "buena dirección para desarrollar un proceso programático democrático, con primarias participativas" y sirve de base a una "política con mayúsculas, de la que se teje desde las asambleas y por proyectos unitarios y colectivos".

Tanto es así, que reclaman ya empezar a configurar la tercera papeleta de la izquierda en las elecciones de mayo. Así, piden a Podemos que "cambie el chip" y rechazan abiertamente ponerse bajo el paraguas del tándem Carmena-Errejón, con quienes no comparten "las formas personalistas ni su programa de centro izquierda progresista". Eso, en todo caso, no descartaría "dialogar con ellos para enfrentar a la extrema derecha", admiten en un comunicado.

Vera y Echenique, tras la reunión del Consejo de Coordinación

Podemos pide una auditoría

La ausencia de Podemos no ha sido, por tanto, el principal titular de la cita. Todas las partes han reclamado que se siente a la mesa, algo que la dirección estatal y autonómica siguen dejando para más adelante, una vez organicen su propia casa, en manos de una gestora y sin candidato ni calendario con el que negociar tras la dimisión de Ramón Espinar.

Sin embargo, la cúpula nacional ha querido deslizar desde la distancia su propia propuesta. Esta mañana, tras la reunión del Consejo de Coordinación, la portavoz Noelia Vera ha abogado por realizar una "auditoría" sobre el plan urbanístico para el norte de Madrid. Su objetivo no es otro que "saber qué está pasando y tener más información", en referencia a las pormenores de las negociaciones y renegociaciones que lo han rodeado durante los últimos 25 años, publicados por eldiario.es.

Aunque han dejado en manos de su el partido en la Comunidad toda concreción, lo cierto es que, en su carta del pasado miércoles, Pablo Iglesias dijo no entender "el papel que ha jugado" el equipo de la alcaldesa ante este macrodesarrollo. El reproche sienta la base de la posición que previsiblemente adoptará la formación morada a escala regional ante la reclamación de IU, socio preferente.

Carmena, que ha sido interrogada hoy por esta información en una visita a una escuela infantil en Moratalaz, ha descartado hacer comentarios sobre si estaría dispuesta a aceptar enmienda alguna. "Aún no estamos en campaña", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Madrid.