Hasta 16 de las 17 autonomías de España no ofrecen tratamiento psicológico especializado a pacientes con cáncer y a sus familiares o éste es insuficiente, según el "Informe sobre la atención psicológica a pacientes de cáncer y familiares en España" de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), publicado hoy en la rueda de prensa con motivo del Día Internacional del Cáncer.

El estudio concluye igualmente que más de la mitad de los hospitales públicos no ofrecen esta prestación. Cataluña sería la única comunidad que presta esta atención integral de manera eficaz y con recursos propios, si bien ni siquiera en este caso llega al 100% de la población.

Pese a ello, el informe reconoce que 13 de las 17 comunidades autónomas cuentan con algún tipo de planificación en la atención al cáncer. De ellas, 11 poseen planes específicos, mientras que las dos restantes lo incorporan en su plan general de salud. Cuatro comunidades no cuentan ni han contado en el pasado con estos planes (Cantabria, Canarias, Baleares y Murcia) y, de quellas que si cuentan con ellos, casi la mitad no están vigentes.

Es por todo esto que sólo el 34% de la población española está cubierta por una política específica "actualizada y en vigor", tal y como ha referido la responsable de psicooncología de la AECC, Carmen Yélamos, que advierte de que el grado de actualización de los planes es muy variable, "con algunos obsoletos desde hace cinco o diez años".

Todo ello, pese a que en España existen 236.000 personas afectadas por la enfermedad que necesitarían tratamiento psicológico especializado y que en el 30% de los casos desarrollarán algún tipo de trastorno psicológico que requerirá de atención. Para Yélamos, esta falta de atención se debe principalmente a la falta de recursos públicos destinados a este fin.

Según Yélamos, el cáncer genera un "importante sufrimiento" psicológico y malestar emocional, ya que se trata de una enfermedad que sigue asociada a dolor, muerte y depresión.

Este estudio se ha realizado analizando a 10.000 personas a los que se ha dado tratamiento psicológico en la AECC. Muchos de los pacientes que no pueden recibir esta atención en los hospitales recurren a organizaciones sin ánimo de lucro, que pueden proveerla en algunos casos.